La reforma a la salud está a punto de hundirse en el Congreso

Publicado por: sebastian.alvira el Mié, 12/05/2021 - 16:19
Share
La reforma a la salud se enfrenta a los votos negativos de varios partidos políticos y al factor tiempo, ya que tendría que ser aprobada en menos de cinco semanas.
La reforma a la salud está a punto de hundirse en el Congreso
Créditos:
EFE/ Mauricio Dueñas Castañeda

La reforma a la salud aún no se ha hundido, pero pasa un difícil momento que podría traducir en su fracaso. Además del rechazo que ha recibido en la opinión pública y por parte de algunos partidos políticos, el tiempo no juega a su favor, ya que debe ser aprobada antes del 20 de junio. 

Resulta que, la iniciativa fue radicada el 20 de julio del año pasado y el Gobierno Nacional le dio mensaje de urgencia para que se redujeran sus debates, de manera que tiene que ser aprobada antes del 20 de junio en por los menos primer debate para que pueda seguir haciendo su trámite en el segundo periodo legislativo de 2021. 

En caso de no ser aprobada bajo estos términos, la iniciativa de autoría del partido Cambio Radical sería archivada en las Comisiones Séptimas de Senado y Cámara -encargadas de su discusión-, lo cual significaría el hundimiento de la segunda reforma del Gobierno de Iván Duque, pues en los primeros días de mayo se hundió la tributaria.  

En este punto es importante mencionar que, dichas comisiones del Congreso han convocado a una serie de foros en los que se pretende socializar con distintos sectores de la sociedad el contenido del proyecto de ley con el objetivo de aclarar el alcance de algunos artículos y recoger ideas para robustecer la iniciativa. El primer foro está citado para este viernes y el siguiente para la próxima semana. 

 

De resultar positivos los encuentros con la sociedad médica y de más, el Congreso contaría con aproximadamente cuatro semanas para discutir el proyecto. El panorama no es favorable para quienes defienden la reforma, ya que varias colectividades han anunciado su voto negativo y la sociedad en general ha mostrado su desacuerdo con esta iniciativa. 

El Partido de la U anunció la semana pasada que no respaldará el proyecto de ley, la colectividad afirmó que las críticas y la posición que ha adoptado la sociedad colombiana frente a esta reforma llevaron a la bancada a sumarse a los partidos opositores al proyecto. 

Además, 26 congresistas del Partido Liberal pidieron el archivo del proyecto de reforma a la salud, el Partido Mira anunció que no la apoyarán, seis congresistas de otras colectividades pidieron el retiro de sus firmas del proyecto y uno más pidió el archivo de manera independiente. Por lo que, la reforma ahora mismo solo cuenta con el respaldo incondicional de Cambio Radical. 

 

Por su parte, el partido liderado por Germán Vargas Lleras ha señalado que lo que se ha dicho en torno al proyecto, esta ligado a una estrategia de desprestigio y confusión que pretende desinformar, hundir y provocar un descontento entre la ciudadanía, de hecho, su hundimiento es una de las peticiones de la gente que se ha movilizado en el marco del Paro Nacional. 

Germán Córdoba, secretario y director de la colectividad, afirmó "tenemos hoy tareas inacabadas y retos pendientes, por lo cual es necesario continuar el proceso de mejoramiento de nuestro sistema de salud con base en las lecciones y aprendizajes de la pandemia. Consideramos pertinente el proyecto de ley de reforma a la salud para continuar fortalecimiento el rol del Estado en el sistema de salud". 

A la férrea defensa de la bancada de Cambio Radical se enfrentan algunas voces respetadas del sector salud, como la de Carolina Corcho, médica psiquiatra y politóloga, y Luis Carlos Leal, médico cirujano y concejal de Bogotá, quienes han criticado el proyecto porque, desde su punto de vista, no resuelve los problemas del sistema de salud.

"Como médicos y salubristas les podemos decir que dicha reforma sólo contribuirá a fortalecer los negocios económicos de las EPS, sacrificando el acceso a la salud. Además, profundizará las desigualdades en la prestación de los servicios de salud a los que tenemos acceso en Colombia y lo peor, es que ni siquiera propone medidas para garantizar el goce efectivo de la salud como derecho fundamental en el país", afirmaron Corcho y Leal.

Es clave señalar que, la iniciativa no puede ser retirada del Congreso porque ya hay ponencia radicada para su votación, es decir, el proyecto se debe discutir, ya sea para aprobarlo o para archivarlo. En caso de que sea archivado, el Gobierno Nacional y Cambio Radical podría volver a presentarlo el 20 de julio para que vuelva a iniciar su trámite en el legislativo. 

Siga a KIENYKE en Google News