Reforma a la salud empieza a perder apoyo en el Congreso

Publicado por: sebastian.alvira el Jue, 06/05/2021 - 17:06
Share
Cerca de 30 congresistas le han dado la espalda a la reforma a la salud, varios piden que sea archivada porque "se encuentra en completa desconexión con el país".
Reforma a la salud empieza a perder apoyo en el Congreso
Créditos:
Personería de Bogotá

La reforma a la salud ha despertado un profundo rechazo entre la sociedad colombiana porque, según congresistas de oposición, no resuelve los problemas del sistema de salud y propone artículos que podrían fortalecer la salud en torno a un negocio y no a un derecho.

El proyecto de ley 010 de 2020 es ahora uno de los motivos para que el Paro Nacional siga, pues el Comité Nacional del Paro lo incluyó en el pliego de emergencia que discutirá con el presidente Iván Duque el próximo lunes 10 de mayo. 

No obstante, la iniciativa empieza a perder respaldo en el Congreso de la República, 26 congresistas del Partido Liberal pidieron el archivo del proyecto de reforma a la salud, tres congresistas de otras colectividades pidieron el retiro de sus firmas del proyecto y uno más pidió el archivo de manera independiente. 

 

Los representantes liberales señalaron varios puntos del proyecto como las razones para pedir su hundimiento. En primer lugar, afirmaron que desconoce las asociaciones médicas y científicas, además que la regionalización del sistema de salud fortalece a las EPS y afecta a las Empresas Sociales del Estado.

De igual forma, cuestionaron que pretenda "desaparecer los hospitales públicos por voluntad del gobernante de turno", y que tampoco mejora las condiciones del talento humano en salud, pues continúa permitiendo la vinculación del personal mediante las modalidades legales para el sector público o privado. 

"El proyecto pretende fortalecer las EPS de diferentes maneras, una de ellas es darle la facultad de formación y actualización de medicina general, quitándole esta competencia a las IES que son las que en el país efectivamente tienen competencias de formación", detallaron. 

En ese sentido, los representantes del Partido Liberal "solicitamos el retiro de este proyecto de ley que se encuentra en completa desconexión con el país de hoy, y de ser ignorada nuestra solicitud anunciamos nuestro voto negativo a este proyecto". 

 

Por su parte, el senador Rodrigo Lara pidió el retiro de su firma del proyecto, apeló a que esta reforma se presentó como iniciativa de bancada de Cambio radical, partido en el que no milita actualmente.

Agregó que: "Los cambios introducidos al proyecto de ley ya no reflejan mis convicciones y por ello seguir acompañándolo iría en contra de mi conciencia mis convicciones sobre la justicia en nuestro sistema de salud.

Precisamente, los cambios al proyecto han sido una de las críticas de la oposición, el documento que se empezará a discutir cuenta con 49 artículos nuevos. Debido al alto número de proposiciones (364) se designó una comisión accidental que tras un debate sólo logró la designación del senador Alberto Castilla como representante de la oposición. 

Por su parte, el senador Berner Zambrano del Partido de la U solicitó el retiro de su firma, puesto que comparando el texto original que le fue presentado para su firma, encontró que la versión presentada para el debate en Comisión tiene algunas modificaciones que no comparte. 

"Al mismo tiempo ante las múltiples voces de conocedores de la salud en nuestro país que manifiestan que el proyecto sea retirado; por lo anterior citado, me es imposible continuar acompañando esta iniciativa", dijo el senador Zambrano. 

El representante Óscar Darío Pérez Pineda, del partido Centro Democrático, solicitó el retiro de su firma como coautor de ese proyecto de ley. Y el senador Armando Benedetti pidió el retiro inmediato de la reforma a la salud, entendiendo que "esta iniciativa hoy dista mucho de los reclamos y necesidades de los colombianos".

Es clave señalar que, el proyecto de reforma a la salud fue radicado el pasado 16 de marzo, y recibió mensaje de urgencia, lo cual reduce los debates de la propuesta en un 50%. De manera que las comisiones de Senado y Cámara sesionarán en conjunto, y en el momento que tengan listo el articulado, lo enviarán a sus respectivas plenarias. Estas, igualmente, tramitarán la reforma simultáneamente.

El médico epidemiólogo Luis Jorge Hernández analizó el proyecto y como resultado de su estudio emitió las siguientes conclusiones: 

  1. No se trata de una reforma estructural del Sistema de salud colombiano.
  2. Son ajustes y profundización del sistema de aseguramiento.
  3. Hace una recopilación de normatividad ya existente. Se deja muchos contenidos a reglamentación posterior lo cual es un riesgo.
  4. El proyecto de reforma tiene contradicciones conceptuales, si bien en la exposición de motivos se mencionan los Determinantes Sociales y Ambientales de la Salud, el desarrollo en general es de gestión de riesgo con un enfoque de necesidades no de Derechos.
  5. No hay un avance tangible en el desarrollo de la Ley Estatutaria de la salud.
  6. Archivar la propuesta no es la solución. Es necesario debatir en el Congreso de la República con participación de las universidades y la ciudadanía.

Siga a KIENYKE en Google News