Recogen firmas para pedirle al Congreso que hunda reforma a la salud

Publicado por: sebastian.alvira el Lun, 10/05/2021 - 12:44
Share
La doctora Carolina Corcho y el concejal Luis Carlos Leal pretenden recoger 300 mil firmas para exigirle al Congreso de la República que hunda la reforma a la salud.
Créditos:
EFE/Carlos Ortega/Archivo

Carolina Corcho, médica psiquiatra y politóloga, y Luis Carlos Leal, médico cirujano general y concejal de Bogotá, iniciaron la recolección de firmas para pedirle al Congreso de la República que hunda el proyecto de reforma a la salud al no encontrarlo beneficioso para los ciudadanos.

A  través de la plataforma Change.org buscan reunir 300 mil firmas para que exigirle al Congreso el hundimiento del proyecto de ley 010 de 2020 que ha causado tanta controversia en el país porque, aparentemente, no hace grandes modificaciones al sistema de salud para mejorar el servicio.

"Como médicos y salubristas les podemos decir que dicha reforma sólo contribuirá a fortalecer los negocios económicos de las EPS, sacrificando el acceso a la salud. Además, profundizará las desigualdades en la prestación de los servicios de salud a los que tenemos acceso en Colombia y lo peor, es que ni siquiera propone medidas para garantizar el goce efectivo de la salud como derecho fundamental en el país", afirman Corcho y Leal.

Los impulsores de esta recolección de firmas señalan que muchas de las propuestas contenidas en la reforma, "atentan directamente contra todos los colombianos", pero especialmente contra las poblaciones más vulnerables y alejadas. 

También, plantean que asegurará recursos públicos para las EPS que son empresas privadas y le dará facultades extraordinarias al Ministerio de Salud para definir la financiación del sistema, la creación de planes de beneficios en salud y la restricción a la prestación de servicios de salud.

 

En la plataforma hacen mención de algunos puntos que califican como "descabellados":

1. Promueve la generación de oligo y monopolios en salud, permitiendo un control completo de la salud pública por parte de las EPS, blindándolas financieramente.

2. En contravía de la Ley Estatutaria de Salud plantea planes de beneficios regulados y definidos por el Ministerio de Salud. Esto implica que los medicamentos, tratamientos o cualquier otro servicio que no esté incluido en dichos planes deberá ser pagado por los pacientes de su propio bolsillo o mediante otras pólizas de seguro.

3. Las condiciones laborales del personal de salud siguen siendo precarias, pues esta reforma no plantea ningún cambio frente a la situación actual de los mismos.

4. El Ministerio de Salud podrá reglamentar un currículo universitario único para la especialidad de medicina familiar violando la autonomía universitaria.

"La reforma limitará el acceso de la salud a la capacidad económica de los colombianos, ya que no solo deberemos pagar a las EPS los aportes a salud, sino que tendremos que pagar un impuesto adicional, más el pago por los medicamentos, tratamientos y servicios que el Ministerio de Salud establezca, pagaremos por la construcción de hospitales que será propiedad de las EPS, empresas privadas", aseguran. 

 

Es importante mencionar que, la reforma a la salud vive horas de tensión, el Congreso parece escuchar el clamor de los ciudadanos -en especial del sector salud- y le está dando la espalda a dicho proyecto.

El Partido de la U se unió a las colectividades que no respaldarán el proyecto de ley que, por ahora, solo cuenta con el apoyo irrestricto de la bancada de Cambio Radical. A través de un comunicado de prensa, La U anunció que no acompañará el proyecto por las críticas y la posición que ha adoptado la sociedad colombiana frente a esta reforma.

Además, 26 congresistas del Partido Liberal pidieron el archivo del proyecto de reforma a la salud, seis congresistas de otras colectividades pidieron el retiro de sus firmas del proyecto y uno más pidió el archivo de manera independiente. 

Los representantes liberales afirmaron que varios puntos de la reforma son razones suficientes para pedir su hundimiento. En primer lugar, afirmaron que desconoce las asociaciones médicas y científicas, además que la regionalización del sistema de salud fortalece a las EPS y afecta a las Empresas Sociales del Estado.

De igual forma, cuestionaron que pretenda "desaparecer los hospitales públicos por voluntad del gobernante de turno", y que tampoco mejora las condiciones del talento humano en salud, pues continúa permitiendo la vinculación del personal mediante las modalidades legales para el sector público o privado. 

Por su parte, el senador Rodrigo Lara pidió el retiro de su firma del proyecto, alegando que esta reforma se presentó como iniciativa de bancada de Cambio radical, partido en el que no milita actualmente. Agregó que: "Los cambios introducidos al proyecto de ley ya no reflejan mis convicciones y por ello seguir acompañándolo iría en contra de mi conciencia mis convicciones sobre la justicia en nuestro sistema de salud.

A su vez, el senador Berner Zambrano del Partido de la U solicitó el retiro de su firma, puesto que comparando el texto original que le fue presentado para su firma, encontró que la versión presentada para el debate tiene algunas modificaciones que no comparte por su alcance legal. 

El representante Óscar Darío Pérez Pineda, del partido Centro Democrático, solicitó el retiro de su firma como coautor de ese proyecto de ley. El senador Armando Benedetti pidió el retiro inmediato de la reforma a la salud, entendiendo que "esta iniciativa hoy dista mucho de los reclamos y necesidades de los colombianos".

Y recientemente los senadores Alejandro Corrales (Centro Democrático), Ritter López y José David Name (Partido de la U) solicitaron el retiro de sus firmas del proyecto de reforma a la salud.