Uribismo arremete contra las curules de paz

Publicado por: sebastian.alvira el Mar, 03/08/2021 - 08:33
Share
El expresidente Álvaro Uribe Vélez y diferentes congresistas del Centro Democrático han hecho recios cuestionamientos en contra de las curules de paz.
Uribismo arremete contra las curules de paz

La sanción del acto legislativo con el que se crearon las 16 curules de paz encendió el debate en el Congreso de la República. Desde el Centro Democrático arremetieron contra estos espacios creados para los periodos 2022-2026 y 2026-2030. De hecho, el expresidente Álvaro Uribe Vélez planteó un referendo para responder a las "verdaderas víctimas"

A través de su cuenta de Twitter, Uribe hizo serios señalamientos a las curules de paz que serán firmadas por el presidente Iván Duque en las próximas semanas. El líder del Centro Democrático afirmó que las circunscripciones para el Congreso son una imposición del Acuerdo de la Habana y que tienen como fin aumentar la "participación de Farc y aliados".

"16 curules Origen: imposición Acuerdo La Habana; Fin: aumentar participación de Farc y aliados; ¿Nulidad, objeción por inconveniencia, costos? Referendo para disminuir Congreso y responder a verdaderas víctimas", señaló. 

La propuesta de Uribe es difícil de llevar a cabo en la práctica. Al Gobierno Duque le queda un año para dejar el poder y el Congreso históricamente no realiza mayor labor de cara a las elecciones. De manera que, plantear un referendo a estas alturas del partido dista de lo realizable. 

Uribe no es el único en cuestionar la creación de estas 16 curules, diferentes figuras del Centro Democrático se han ido lanza en ristre contra estos nuevos espacios en la Cámara de Representantes, apelando a que supuestos militantes de las Farc pueden acceder a estas curules. 

La senadora María Fernanda Cabal señaló que las Farc querían que Abdiel Hernández Solarte, hermano de Jesús Santrich y a 'Chato', el supuesto testaferro de Iván Márquez, accedieran a dichas curules. 

"Las 16 curules de La Habana fueron rechazadas en el plebiscito, porque no son para las víctimas. Las Farc querían meter ahí al hermano de ‘Santrich’ y al testaferro de ‘Iván Márquez’. El mandato popular es más importante que el negocio del terrorismo #NoMasVictimariosEnElCongreso", trinó. 

 

Por su parte, la senadora Paloma Valencia reafirmó el mensaje de Cabal bajo el mismo hashtag y señaló: "Las curules deben ser para las víctimas no para los territorios donde están los grupos armados" y añadió que "El proceso de La Habana nunca escuchó a las víctimas, privilegio a los terroristas y olvido a las Fuerzas Armadas". 

Además, el representante Gabriel Vallejo Chujfi expresó: "Queda claro que las 16 curules no son para las víctimas, son para los victimarios. Los narcoterroristas de las FARC, en complicidad con muchos, se salieron con la suya, quedaron con 26 curules en el Congreso, es decir la 6 fuerza política del país!". 

Pese a los señalamientos del uribismo, es clave mencionar que las curules de paz no están dirigidas a supuestos miembros de las Farc, de hecho, el Partido Comunes no puede postular a ningún candidato.

La curules están dirigidas para las víctimas y representantes de comunidades del Chocó, Cauca, Nariño, Catatumbo, Guaviare y Urabá. Las circunscripciones contarán con reglas especiales para la inscripción y elección de candidatos. Las campañas tendrán financiación estatal especial y acceso a medios regionales. 

Los candidatos solo pueden ser inscritos por organizaciones de víctimas, organizaciones campesinas u organizaciones sociales, incluyendo las de mujeres y grupos significativos de ciudadanos. También podrán inscribir candidatos los consejos comunitarios, los resguardos, las comunidades indígenas cuando la circunscripción coincida con territorios étnicos.

Para ser candidato es necesario haber nacido o habitado en la circunscripción los 3 años anteriores a la elección. Si fue víctima de desplazamiento, se debe encontrar en proceso de retorno al territorio de la circunscripción y debe haber nacido o habitado en él al menos 3 años. Por ejemplo, exsecuestrados como Ingrid Betancourt, quien vive en el exterior desde hace varios años, no podrán acceder a estas curules, y es precisamente ese el descontento del uribismo. 

Las listas tendrán voto preferente y estarán integradas por dos candidatos. La lista tendrá un candidato de cada género. La curul se adjudicará al que saque más votos dentro de la respectiva circunscripción

Las elecciones para ocupar las curules se harán en la misma fecha de las elecciones legislativas en 2022 y 2026. Los habitantes de las 16 circunscripciones podrán ejercer su derecho al voto por la curules de paz y al mismo tiempo votar en las ordinarias.

Esta reforma da prioridad de participación a la Colombia Rural por cuanto se excluye la votación de las cabeceras municipales de estos 169 municipios y excluye también la posibilidad de postulación a los partidos y movimientos políticos con personería jurídica.