Los límites a la libertad de expresión en el nuevo Twitter de Elon Musk

18 Noviembre 2022, 06:15 PM
Share
El magnate Elon Musk, ahora dueño de Twitter, delineó el cómo planea que funcione la libertad de expresión en la nueva versión de la plataforma.

La llegada de Elon Musk a Twitter ha sido algo tormentosa, entre aplausos y críticas por la fuerza de muchas de sus decisiones empresariales. Una de ellas precisamente tiene que ver con su promesa de asegurar la libertad de expresión en la plataforma, posición que generó algo de incertidumbre con respecto a lo que será permitido. Sin embargo, el empresario ahora trazó varias líneas de cómo va a funcionar esto. 

En meses anteriores, el magnate estadounidense había realizado varios pronunciamientos relacionados con el tema de la libertad de expresión, señalando que era un principio fundador de Twitter que con el tiempo se había perdido por la "sensibilidad" de las normas comunitarias impuestas bajo la antigua administración. Mismas sobre las que, de hecho, llegó a burlarse en varias ocasiones. 

Básicamente, Musk acusaba a Twitter de censurar distintas expresiones de manera masiva y lo criticaba por no operar con código abierto. De hecho, antes de comprar la compañía y ya con la oferta sobre la mesa, el empresario cuestionó a través de una encuesta: “La libertad de expresión es esencial para que una democracia funcione ¿Crees que Twitter se adhiere rigurosamente a este principio?”. Dicha medición superó los 2 millones de votantes, con una victoria del 70,4% a favor del “no”. 

De igual manera,  en repetidas ocasiones llegó a criticar que en Twitter no existiera botón de edición para poder modificar un trino después de emitido, entre otros cambios que se sabe podrían implementarse ahora con la red social en propiedad de Musk. Aunque ahora también se sabe qué límites tendrá esto. 

De acuerdo con lo asegurado en las últimas horas por Elon Musk, a pesar de que mantendrá su palabra en priorizar la libertad de expresión, precisa que esto no se trata de abrirle la puerta en Twitter a "la libertad de alcance" para contenidos negativos. Eso quiere decir, entre otras cosas, que habrán sanciones de alcance y monetización para aquellos trinos que indiquen discursos de odio o discriminatorios.

"La nueva política de Twitter es la libertad de expresión, pero no la libertad de alcance. Los tweets negativos / de odio se reducirán al máximo y se desmonetizarán, por lo que no habrá anuncios ni otros ingresos para Twitter", señaló el magnate a través de su cuenta personal.

En ese sentido, asegura, que para que una persona pueda encontrar un mensaje de este tipo, tiene que buscarlo directamente. "No es diferentes del resto de internet", añadió el nuevo dueño de Twitter.

Básicamente, la diferencia principal entre este sistema y el anterior es que antes un trino era eliminado y hasta una cuenta sancionada si el algoritmo o los revisores de Twitter determinaban que el mensaje incumplía con sus normas comunitarias. 

Twitter Elon Musk

Twitter, ¿vía a la destrucción o al éxito?

 

La llegada de Elon Musk a Twitter no ha sido ciertamente un aterrizaje tranquilo. Luego de haber pagado 44 mil millones por la compañía y no 55 mil como los anteriores dueños querían, el magnate ha causado gran revuelo con varias medidas como el despedir a varios de los directivos anteriores de la plataforma, aunque a algunos de ellos ya los ha reintegrado. 

Sin embargo, ni siquiera las estrafalarias indemnizaciones que Musk tendría que pagarle a muchos de esos perfiles lo detuvieron para seguir adelante con la transformación que tiene pensada. De hecho, antes de que se hiciera público que la negociación había quedado a buen término para el dueño de Tesla, él mismo lo dio a conocer con un curioso video llegando a la oficina de la compañía con un lavamanos

A eso se le suma que, justo esta semana, cientos de empleados de Twitter parecen no haber cedido ante el ultimátum de Elon Musk para votar a favor de construir un "Twitter 2.0", llegando a darse lo que sería una renuncia masiva dentro del chat de trabajo interno de los trabajadores de la compañía. En compensación, obtendrían una indemnización por despido. 

Ese "Twitter 2.0" que propone Elon Musk, además de priorizar la libertad de expresión, tiene la intención de priorizar la información ciudadana con el fin de convertir a la plataforma en un espacio de libre flujo de comunicaciones. De hecho, en varias ocasiones el magnate la ha planteado como un contra poder a la gran prensa. 

"Mientras Twitter persigue el objetivo de elevar el periodismo ciudadano, la élite de los medios hará todo lo posible para evitar que eso suceda.Los medios de comunicación principales seguirán prosperando, pero una mayor competencia de los ciudadanos hará que sean más precisos, ya que se interrumpe su oligopolio en la información", aseguró Musk a través de su cuenta de Twitter. 

De hecho, ya con el mundial a cuestas, el empresario hizo un llamado público a seguir la actualidad de los partidos a través de Twitter con "el mejor cubrimiento y comentarios en tiempo real". Sin embargo, todo esto también puede dar un giro bien particular. 

Elon Musk Twitter

El tema es que, amparado en esta libertad de expresión, una de las grandes polémicas que ha girado en torno a la llegada de Elon Musk a Twitter es que desde un principio se propuso la idea de devolver la cuenta a varias personas que en su momento fueron baneadas por la anterior administración. Algo que de hecho provocó el retiro de varias personalidades que no estaban de acuerdo. 

Uno de esos casos es Donald Trump, a quien le fue retirada su cuenta luego de compartir varios mensajes durante la toma del Capitolio de los Estados Unidos, que en su momento fue calificado por la plataforma como "incitación a la violencia". Algo que Musk nunca consideró correcto y de hecho hace poco levantó una nueva encuesta para que los internautas decidieran si le devuelven su cuenta al expresidente (hasta el momento tiene casi tres millones de votos y va ganando el sí). 

"Voz del pueblo, voz de dios", señaló Musk. Una directriz que parece ahora regirá la actividad en Twitter, a pesar de que sus contradictores aseguran que se está tomando el camino hacia el fracaso de la famosa red social. Sin embargo, aún cuando varios expertos vaticinan su caída, el dueño de Tesla es enfático en que las interacciones llevan rompiendo récords tras su llegada. 

KienyKe Stories