"Izquierda fósil": Gustavo Petro a Jorge Enrique Robledo

25 Agosto 2021, 05:06 PM
Share
Robledo aseguró que no hay estudios serios que fundamenten lo que dijo Gustavo Petro sobre la necesidad de reducir los Gases de Efecto Invernadero de acá a 2050. Sin embargo, la ONU y distintos acuerdos internacionales le darían la razón a Petro.

En medio de un acalorado debate en Twitter entre los senadores y precandidatos presidenciales Gustavo Petro y Jorge Enrique Robledo sobre el cambio climático, el líder de la Colombia Humana generó gran controversia tras asegurar que su contraparte hacía parte de la “izquierda fósil” del país

El trino del senador llegó como respuesta a un hilo de Robledo en el que descalificaba gran parte de lo asegurado por Petro en una transmisión sobre la crisis climática y las políticas públicas que debería adoptar Colombia para enfrentar este flagelo.

Los hechos en cuestión se dieron luego de que Petro se negara a un debate en vivo planteado por Robledo y la periodista Vicky Dávila, asegurando que estaba dispuesto a un debate en otro tipo de medios, siempre y cuando este se diera con distintos candidatos a la presidencia. Aún cuando fue el mismo Petro quien en un principio propuso un debate con Robledo.

Cabe recordar que, el pasado miércoles 18 de agosto, Petro dijo durante una transmisión en vivo sobre Crisis Climática que "si un gobierno del Pacto Histórico llega a ganar, debe decretar la suspensión de la exploración petrolera en Colombia”. Un planteamiento que Jorge Enrique Robledo calificó como erróneo. 

Terminaríamos importando combustibles, golpearía la economía y el empleo y haría trizas las finanzas nacionales. Y en nada se reduciría el calentamiento global”, fue parte del mensaje del candidato de Dignidad, que provocó la respuesta de Petro citando a un debate público.

Al final Robledo aceptó, pero Petro brilló por su ausencia. Ante la negativa del líder de la Colombia Humana, el político de Dignidad aceptó la invitación de la Revista Semana para expresar sus ideas sobre este importante tema, luego de la cual trinó varias opiniones suyas con respecto al cambio climático y la eventual transición del país hacia las energías renovables. 

Los puntos expuestos por Robledo fueron que Colombia: no podría abandonar la búsqueda y exportación de petróleo; “exporta el 0,9% del petróleo que se consume en el mundo” y consume poco más del 0,3%; y solo quema el 0,1% del total global de carbón, por lo que su impacto en ese sentido sería “ínfimo”. 

Además, calificó de infundadas y arriesgadas sus propuestas de apostar al turismo extranjero para cubrir los ingresos del petróleo y “reemplazar de manera inmediata toda la generación eléctrica de las plantas térmicas”. Sin embargo, fue el punto antes mencionado sobre los gases de efecto invernadero el que más le causó cólera a Petro. 

La ciencia sobre las afirmaciones de Robledo

 

En la más reciente Cumbre de Acción Climática de las Naciones Unidas, más de 70 países y 100 ciudades se comprometieron a llevar sus esfuerzos más allá de los Acuerdos de París para alcanzar la neutralidad cero de carbono de acá al 2050. El motivo: si los países no actúan a tiempo para aumentar su dependencia de las energías renovables, “a la humanidad le espera un panorama poco prometedor”. 

“Olas de calor más intensas, sequías, huracanes más fuertes, glaciares y capas de hielo que se derriten, un inevitable aumento del nivel del mar, y toda la destrucción de ecosistemas que esto conlleva, serán solo algunas de las consecuencias de no actuar a tiempo”, asegura la ONU en un comunicado. 

En ese sentido, la entidad considera que la acción de los diferentes gobiernos del mundo debe estar encaminada a “que las emisiones de CO2 que se generan por la quema de combustibles y otras actividades, sean reducidas lo máximo que se pueda”. 

La palabra fósil, usada por Petro en contra de Robledo, hace parte también de las grandes preocupaciones de los expertos ambientales. Claudio Forner, experto de la secretaría la Convención Marco de Naciones Unidas sobre cambio climático, asegura que “a nivel global la mayor cantidad de emisiones vienen de la quema de combustibles fósiles, por lo que esto es lo que primero debe cambiar”.

“Las emisiones que vienen por transporte son bastante importantes y de hecho en Latinoamérica es uno de los principales contribuyentes a las emisiones”, aseguró Forner, citado en el comunicado.

Colombia fue precisamente uno de los países que suscribió compromisos en el marco de la Cumbre Climática. El presidente Iván Duque aseguró que los esfuerzos del país estarán encaminados a la transición hacia energías renovables (comprometiéndose a que el 70% de sus energías sean libres de carbón),  sembrar 180 árboles de acá a 2022, luchar contra la deforestación y por una ganadería sostenible, incentivar la energía eléctrica, entre otros.

En ese sentido, el objetivo común del año 2050 obedece a una meta global para que los países vayan realizando cambios políticos, económicos y culturales. Pero no por capricho, sino porque es una necesidad real de la que depende el equilibrio del planeta y la supervivencia de la humanidad.

En otro comunicado, por ejemplo, las Naciones Unidas hizo un llamado a establecer estrategias que permitan “limitar el aumento de las temperaturas a un 1,5 °C en lugar de 2°C para 2100. Una acción que evitaría el “aumento de 10 centímetros en el nivel del mar, un océano Ártico sin hielo en el verano y la extinción de los arrecifes de coral”. 

Aún así, como asegura Forner, no se trata de esperar al 2050 o 2100 para actuar, sino de hacerlo cada día de acá a esas fechas para lograr los objetivos planteados.

KienyKe Stories