Uribe respaldó a la exFarc Sandra Ramírez como vicepresidenta del Senado

Publicado por: daniel.guerrero el Mar, 21/07/2020 - 08:16
Share
Mientras el líder del Centro Democrático respaldó la decisión, otros miembros del partido contrastaron con su opinión.
Sandra Ramírez y Álvaro Uribe

Sandra Ramírez, senadora del partido Farc  y también conocida como Griselda Lobo, fue elegida este 20 de julio como la vicepresidenta del Senado tras una decisión que dividió las opiniones de sus compañeros y otros sectores de la política colombiana, entre las que sorprendió el respaldo del expresidente y también senador, Álvaro Uribe Vélez.

"No estoy de acuerdo con los textos de La Habana pero saludo elección de la senadora Griselda Lobo como segunda vicepresidenta del Senado", expresó Uribe, asegurando que la compañera sentimental del fallecido 'Tirofijo' "discute con argumentos y es coherente, a diferencia de quienes contrastan entre apariencia democrática y vocación Castro-Chavista".

Además, reveló que votó en blanco, según dijo, "por disciplina".

  

  

"Difiero respetuosamente de su apreciación senador, Sandra Ramírez no ha reconocido a sus víctimas, mucho menos las ha resarcido. Es una revictimización lamentable y lacerante", refutó Jaime Felipe Lozada, representante a la Cámara por el departamento del Huila, al igual que lo hicieron algunos seguidores del expresidente Uribe en su publicación.

En contraste con la opinión de su líder, miembros del Centro Democrático como los congresistas Fernando Araújo y Paola Holguín, rechazaron la elección de la excombatiente santandereana, quien estará a cargo durante el periodo 2020-2021.

"No estoy de acuerdo con curules a narcoterroristas que no han pagado por sus delitos", expresó la senadora Holguín.

  

  

Sin embargo, en redes sociales primó el apoyo a la senadora Ramírez en lo que se consideró como una "histórica decisión". 

Roy Barreras, por ejemplo, agregó que la elección de una mujer que "estuvo 30 años alzada en armas es un mensaje de respaldo a los 13 mil reincorporados y de solidaridad con los 208 firmantes del acuerdo" que han sido asesinados desde 2016.

Entre tanto, la nueva vicepresidenta del Senado agradeció el apoyo que le han brindado y respondió a sus detractores, quienes según ella "comenzaron a destilar veneno" tras su designación al cargo.