Bojayá, entre desplazamiento, confinamiento e inundaciones

15 Julio 2021, 10:01 AM
Share
La violencia y la temporada invernal tienen en crisis a Bojayá, Chocó. La ONU reportó que en ese territorio hay más de 800 familias en confinamiento.

Recientemente se conoció un informe de la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) respecto a la crisis en Bojayá, Chocó. En el documento se resaltaron tres problemáticas puntuales que enfrenta esta población: desplazamiento, confinamiento e inundaciones por la inclemente ola invernal. 

De acuerdo con el informe, las autoridades locales alertaron sobre el confinamiento de al menos 3.749 personas (821 familias) pertenecientes a 23 comunidades indígenas y afrocolombianas ubicadas sobre las cuencas de los ríos Bojayá, Uva y Opogadó desde el 4 de mayo.


Esa situación se desató debido a los múltiples hechos de violencia que se registran en esa zona del país por cuenta de los enfrentamientos entre grupos armado ilegales para disputar el control del territorio. 

Algunas de esas comunidades incluso han estado en confinamiento en dos ocasiones anteriores durante este mismo año por cuenta de la instalación de minas antipersonal y amenazas contra la población perpetradas por los grupos armados ilegales, entre otros hechos violentos.

Doble afectación por inundaciones


Sumado a eso, desde el mes de abril las comunidades ubicadas sobre los ríos Opogadó y Bojayá tendrían una doble afectación producto de las inundaciones registradas por el desbordamiento de estos dos afluentes.

Cuando iniciaron los efectos de la ola invernal, al menos 5.460 personas (1.365 familias) pertenecientes a 16 comunidades afrodescendientes en zona rural del municipio de Bojayá, resultaron afectadas por el desbordamiento de ríos.

Al menos 187 viviendas resultaron con afectación en sus estructuras aunque esto no implicó la reubicación de la población en albergues. Cerca de 537 productores agropecuarios y 1.123 hectáreas de cultivos de plátano fueron afectados. También se registraron daños en tres instituciones educativas: Napipí, La Loma y Pogue.

Desplazamiento 


Según el informe de la OCHA, la comunidad de Nuevo Olivo (río Uva) a la que pertenecen al menos 182 personas de 48 familias, se encontraba desplazada desde mayo del 2020 en la comunidad de Tawa, ambas ubicadas en zona rural del municipio de Bojayá.

"Además desde esa fecha no se han generado las condiciones de retorno seguro y la población ha estado a la espera de un plan de reubicación por parte de las entidades locales y departamentales, configurando así una triple afectación por todos las afectaciones paralelas", dice el informe de la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios.


La organización alertó sobre el deterioro de la situación humanitaria en las comunidades ubicadas sobre los tres ríos mencionados y aseguró que aunque se han realizado comisiones para la evaluación de la crisis, no se ha podido dar respuesta a las necesidades de la comunidad por falta de recursos de la Alcaldía de Bojayá.

 

KienyKe Stories