Dolorosa impresión de Francisco de Roux tras visita a Buenaventura

Publicado por: juan.sacristan el Mié, 17/02/2021 - 20:18
Share
"Es muy duro ver que se hace un gran desarrollo al lado de esto", señaló Francisco de Roux sobre las condiciones de vida en Buenaventura.
Francisco de Roux

Mientras los habitantes de Buenaventura claman por atención y respuesta ante la escalada de violencia que han visto en las zonas rurales del municipio, el padre Francisco de Roux realizó una visita a la ciudad que le dejó una dolorosa impresión.

Debido al desplazamiento, las amenazas, asesinatos y tiroteos que denunciaron los bonaverenses en las últimas semanas, con un paro que los llevó a tomarse el puente del Piñal que conecta al puerto con el país, la Comisión de la Verdad realizó una reunión en terreno con los líderes locales.

Una visita previa a la ciudad y sus municipios aledaños, dejó una fuerte impresión al presidente de la Comisión de la Verdad el padre Francisco de Roux, quien comentó sus reflexiones a los demás asistentes.

Tenemos muchísimas preguntas y mucho dolor. Nos causó mucho dolor lo que ustedes vivieron en diciembre cuando volvió a reventar esa erupción de dolor tan grande con nueve muchachos muertos, que me decía monseñor que pueden ser 15 y que inmediatamente nos hizo sentir que detrás hay cuestiones estructurales que no se acaban de estructurar”, señaló.

El padre se refirió a una masacre que sucedió el 31 de diciembre de 2020, cuando hombres armados hicieron un recorrido mortal por la ciudad, y de puerta en puerta buscaron a las víctimas para asesinarlas. Sin embargo, para de Roux, esa situación continúa y se fundamenta en una crisis social profunda que requiere atención inmediata.

“En el barrio Gaitán los muchachos han tenido que salir y no pueden volver porque si vuelven los matan, donde quedan muy poquitos realmente, donde persiste esa confrontación entre los dos grupos que hoy en día se dan durísimo entre sí, con armas espantosas, que aterran a la gente”, narró el presidente de la Comisión de la Verdad.

“Lo que me causó más impresión hoy cuando estaba en los alrededores del Estero, es  encontrar que, créanme, lo que uno ve allí, es una realidad absolutamente inaceptable, eso no puede ser, que colombianos tengan que vivir como vive la gente en algunas partes de lo que yo he alcanzado a ver últimamente”, señaló el padre.

En el mismo sentido se pronunció el comisionado Leyner Palacios, quien cuestionó la incoherencia entre la forma de vida y el valor de las armas de fuego que poseen algunas personas. “Nos preguntamos ¿Dónde estamos los colombianos que permitimos que esto le pase a otros colombianos? Aquí hay una responsabilidad ética y moral. Fue decepcionante escuchar que los jóvenes viven en casas que no cuestan más de seis o siete millones de pesos, pero tienen fusiles y armas que cuestan 30 o 40 millones. Alguien les está dando esas armas”.

El padre de Roux continuó en una exposición de sus impresiones. “El nivel de vida de cómo vive alguna gente en Buenaventura es tan vergonzoso, que yo no entiendo cómo es posible que Colombia acepte una cosa tan inhumana. Es de tales proporciones lo que uno ve, es tan infeliz lo que uno percibe allí, es tan degradante del ser humano, es una manera de vivir la gente de una forma tan inhumana que uno realmente se queda preguntando: ¿Cómo es posible que nosotros colombianos aceptemos que hombres y mujeres con la misma dignidad humana, con la misma grandeza humana, con la misma profundidad humana tengan que vivir así?”.

El padre señaló, de nuevo, que la Comisión contará un discurso doloroso y nada complaciente que buscará ofrecer verdad sobre las causas estructurales de ese conflicto en Buenaventura. “Yo les estoy dando impresiones, las impresiones no son todavía la verdad, uno tiene que ponerse a preguntar qué hay detrás de esto y por qué se causa, lo único que digo es que esto es salvaje, es inmoral, es contrario a la dignidad humana, es insoportable. Los colombianos que nos aguantamos esto no merecemos ser llamados como seres humanos. Es muy duro ver que se hace un gran desarrollo al lado de esto”.

Agregó que Larry Sacks, director de Usaid, quien se encontraba conectado a la transmisión tuvo una impresión similar a la de él al visitar Buenaventura. “Me decía que había estado en muchos lugares del África y de Asia y que esto era lo más horrible que había visto en el mundo. De ver la fuerza del desarrollo, del desarrollo económico, el desarrollo multinacional y al mismo tiempo esta realidad humana tan espantosa de la gente viviendo en lugares donde el olor es fétido, donde las cañerías están sobre las calles, donde no hay agua, donde los niños tienen que vivir al riesgo de todas las enfermedades”.

Finalmente, el padre de Roux intentó conectar un poco de la historia de conflicto que ha azotado al principal puerto de Colombia. “Cómo es posible que la mafia, esta que se descolgó aquí después de las Farc, donde no sé quién llamó aquí al bloque Calima para que se viniera, quedó amarrado a la mafia y la mafia se desintegró en pandillas y los muchachos se agarran a eso para poder sobrevivir”.

Escuche las noticias más importantes del día: