Monaguillo de 14 años denunció a sacerdote por acceso carnal abusivo en Soacha

17 Mayo 2022, 01:03 PM
Share
Según el relato del monaguillo, el sacerdote le decía que “esas cosas eran normales entre los amigos”, con la presunta intención de abusarlo.

La Fiscalía General seccional Cundinamarca a través de su policía judicial CTI, capturó y logró que un juez de garantías dictara medida de aseguramiento en centro carcelario en contra de un sacerdote quien oficiaba en una iglesia de Soacha (Cundinamarca).

Al procesado se le imputó el delito de acceso carnal abusivo con menor de catorce años. De acuerdo con la investigación, el religioso, al parecer, sentaba en sus piernas al monaguillo  y procedía a hacerle tocamientos indebidos aprovechándose su condición de sacerdote.

De acuerdo con el material probatorio, para engañarlo el hombre le decía al menor que esas cosas eran normales entre los amigos. El procesado habría aprovechado la confianza que le tenía la familia de la víctima, con el fin de hacerle invitaciones a realizar diligencias personales, pero con el presunto interés de abusarlo.

El ente acusador documentó el caso con entrevistas, búsqueda en bases de datos y la valoración médico legal al afectado.

Con este caso ya son cinco los sacerdotes judicializados por abuso sexual contra menores de edad, dos de ellos en el Tolima, uno en Córdoba y el último de ellos en Risaralda. Todos los casos tienen en común que los sacerdotes aprovechaban la confianza de las familias para cometer en secreto los actos sexuales.

Abuso sexual por parte de sacerdotes, una cruda realidad en Colombia

 

El presunto abuso sexual por parte de sacerdotes se ha vuelto una denuncia común en los últimos meses en el territorio nacional. En KienyKe.com reportamos diferentes casos de abuso sexual en cinco municipios de Colombia: Pereira, Córdoba, Melgar, Ibagué y el último de ellos, el del monaguillo de Soacha.  

En Risaralda, una juez de control de garantías impuso medida privativa de la libertad en centro carcelario contra un sacerdote de 43 años de edad. El clérigo sería responsable de abusar sexualmente y, en reiteradas oportunidades, de dos hermanas desde los 12 años de edad. Las conductas sexuales por las que está siendo investigado el religioso habrían ocurrido entre 2016 y 2021; en un motel, en la casa familiar de las menores, la casa cural y la sacristía de una iglesia de Pereira (Risaralda).

Al parecer, el párroco recurría a la entrega de regalos y mercados a la familia de las víctimas para ganarse su confianza y no despertar sospechas respecto de las conductas; a lo cual sumaba discursos amparado en su investidura. Las indagaciones dan cuenta de cómo las menores habrían sido vinculadas a grupos juveniles religiosos, supuestamente, conformadas solo por niñas. Se cree que varias de estas reuniones eran aprovechadas por el procesado para someter a las gemelas a vejámenes sexuales. Por estos hechos el ente acusador imputó al procesado los delitos de acto sexual violento agravado en concurso con acceso carnal violento agravado, los cuales no fueron aceptados por el procesado.

En el departamento de Córdoba, un juez con funciones de control de garantías en Montería impuso medida de aseguramiento al sacerdote José Carlos Carvajal Galvis tras no aceptar cargos al presunto caso de abuso sexual. Al parecer, la niña era cercana al sacerdote pues con frecuencia acudía a la iglesia municipal La Inmaculada y le ayudaba al sacerdote en diferentes actividades y oficios dentro del templo.

También en Melgar, Tolima  logró la judicialización de Wilmar Quesada Pinto, 45 años de edad, un sacerdote por presuntos delitos sexuales de los que vendrían siendo víctimas desde el 2019 dos niñas de 7 y 14 años de edad, en el oriente del departamento. Un fiscal seccional de Melgar (Tolima) le imputó cargos por los delitos de acceso carnal abusivo con menor de 14 años, actos sexuales abusivos con menor de 14 años y pornografía con menor de 18 años, todos agravados. El sacerdote no aceptó los cargos.

Entre tanto, en Ibagué otro sacerdote fue suspendido de sus funciones y capturado por ser el presunto responsable de delitos sexuales en contra de tres de sus feligreses. La diligencia fue adelantada a través de un despacho delegado ante el Centro de Atención Integral a Víctimas de Abuso Sexual (Caivas), de la Seccional Tolima.

Ante el Juzgado 4° Penal del Circuito con funciones de conocimiento, la Fiscalía General de la Nación acusó de manera formal al sacerdote José Fredy Martínez Cruz, investigado por presuntamente haber abusado de tres mujeres en Ibagué. Las víctimas fueron mujeres entre 19 y 22 años, en hechos ocurridos entre los años 2007 y 2013.

KienyKe Stories