“Tu pólvora, su muerte": Los efectos de la pólvora en la fauna silvestre

Publicado por: david.trujillo el Lun, 13/12/2021 - 16:13
Share
Infartos, quemaduras, sorderas, abortos espontáneos y abandono de nidos son algunas de las consecuencias que sufre la fauna silvestre a causa de la pólvora.

La pólvora es excesivamente nociva para la fauna silvestre: Con las explosiones, los animales se asustan, sufren y hasta pueden morir. Infartos, quemaduras, sorderas y cuerpos reventados por las ondas explosivas son parte de los efectos más comunes de la pólvora sobre la fauna, situación que no solo genera graves afectaciones sobre las especies mismas sino en el equilibrio de los ecosistemas.

Solo en los dos últimos años, Corantioquia registró un total de 72 animales rescatados en época decembrina, entre los que se encontraron individuos colisionados, pichones abandonados o que cayeron de los árboles y mamíferos neonatos o juveniles huérfanos; de estos últimos se supone que padres pudieron abandonar la madriguera por el estrés que genera en ellos la pólvora.

Otras consecuencias de la pólvora en la fauna son los abortos espontáneos, colisiones contra la infraestructura urbana o atropellamientos que ocurren cuando los animales huyen desorientados por el ruido de las explosiones y las luces artificiales.

Algunas de las especies de fauna más afectadas con la pólvora son búhos, gallinas ciegas y otras aves nocturnas, así como pequeños mamíferos, entre los que se cuentan murciélagos, ardillas, zarigüeyas y marmosas.

Lea también: Video: Así lucen los tradicionales Alumbrados Navideños en Medellín

Diciembre, un mes mortal para la fauna silvestre.

 

Mientras que para las personas los estallidos de pólvora, la música a todo volumen y miles de luces, constituyen tradiciones habituales de la temporada decembrina, los animales que habitan las ciudades llevan la peor parte: pérdida de orientación, atropellamientos, infartos, aturdimiento, estrés y agresividad, son algunos de los impactos de estas acciones en la fauna.

Pese a los llamados de las autoridades, cada año muchas aves pequeñas mueren durante la temporada decembrina, afectadas por el incremento en su ritmo cardíaco, debido a la excitación por las explosiones.

Las luces, la música a alto volumen y constantes explosiones por el uso de pólvora, que son tradicionales de la cultura colombiana, resultan mortales para muchas especies: “es como si la gente sintiera que sin esas cosas no hay fiesta y los daños ecológicos son hasta ahora incontables”, cuenta el médico veterinario, Elbert Ramos Espitia.

Como la mayoría de estas acciones se concretan en las noches, las autoridades no se tienen estadísticas claras y se debe intensificar la investigación sobre los efectos reales, sobre todo de la pólvora, en la fauna silvestre de Medellín y su área metropolitana, dijo el coordinador del Laboratorio de Genética Animal de la Universidad de Antioquia, Iván Darío Soto Calderón:

“Hasta donde sabemos los animales se desubican, cambian su ritmo cardíaco, huyen de sus nidos o guaridas, chocan con ventanales, son propensos a ser atropellados en las calles y presentan cambios en su metabolismo”, argumentó el docente.

Le puede interesar: El cable submarino que conectará a San Andrés con internet de alta velocidad

Otras posibles consecuencias de la pólvora en la fauna es que en algunas especies se producen cambios inmediatos como la pérdida de orientación o traumatismos, los animales silvestres alteran sus procesos alimenticios, sufren estrés, pierden el pelaje y se exponen en nuevos hábitats.

Por estas razones, las universidades de Antioquia y CES, junto con las corporaciones ambientales Corantioquia y Área Metropolitana, vienen adelantando un trabajo educativo en toda la región y abriendo espacios de discusión sobre el tema.

La situación no mejora en el caso de los animales domésticos, entre los cuales se reportan generalmente infartos, aturdimiento, tensión o agresividad. Las explosiones de la pólvora hacen que la mayoría de los perros se escondan, pero se están dando casos en los que atacan al artefacto y sufren las consecuencias directas. “He conocido casos de perros que en vez de huir, se les tiran a los artefactos y sufren amputaciones, quemaduras e incluso mueren en el sitio”, contó el profesor Soto Calderón.   

Además de la pólvora, los alumbrados y las fiestas con equipos de sonido a volúmenes altos son motivos de desplazamiento de las diferentes especies. “Sin contar las aves y los reptiles, solo en el campus Central y la Ciudadela Robledo de la Universidad de Antioquia hay 12 especies de mamíferos silvestres y parece que ignoráramos esta realidad”, manifestó Soto Calderón.

Atención de emergencias en el Valle de Aburrá

 

En los municipios del Valle de Aburrá, cualquier reporte de un animal herido debe hacerse a la línea telefónica 3046300090 del Área Metropolitana que atiende las 24 horas. El veterinario de turno decidirá si es necesario que acudan de inmediato al sitio o prestará asesoría a la persona que pide el servicio para que preste los primeros auxilios mientras llega la unidad de atención especializada.

En caso de que las personas deseen entregar una especie de fauna silvestre que está en cautiverio deben llamar a la línea de atención al usuario del Área Metropolitana: 3856000 extensiones 127 – 131 o dirigirse con el animal hasta las instalaciones del Jardín Botánico Joaquín Antonio Uribe en la Calle 73 # 51D – 14.

KienyKe Stories