Fobia: origen de este extraño trastorno psicológico

Publicado por: admin el Sáb, 04/01/2020 - 03:20
Share
Las fobias se han convertido en una alteración de salud emocional muy común en las personas. Aquí puede encontrar cuál fue la primera registrada y todo lo que debe saber sobre estos miedos incontr
Fobia: origen de este extraño trastorno psicológico
Las fobias se han convertido en una alteración de salud emocional muy común en las personas. Aquí puede encontrar cuál fue la primera registrada y todo lo que debe saber sobre estos miedos incontrolables. Este tipo de manía se desarrolla en el individuo por un temor a situaciones o cosas que no necesariamente son peligrosas y que por lo general la mayoría de la gente no las encuentra molestas. Lea también: La enfermedad en la que comer lo llevaría a la muerte Aceleración del latido cardíaco, alteración de la respiración, sudoración, pensamientos distorsionados, temblores y escalofríos, son algunas reacciones naturales que se pueden desencadenar en la persona al estar viviendo su fobia. En muchos casos, este miedo va desapareciendo conforme crece el niño si se tiene desde una edad temprana y por lo tanto no requieren un tratamiento específico. El hipotálamo es la región que desencadena una respuesta de lucha o escape. Este mantiene el miedo para recordárselo al individuo en la próxima situación que deba enfrentar algo similar. En tal caso, habrá más glucosa en la sangre y como consecuencia, aumentará la energía en el cuerpo. Generalmente, la zona de la corteza prefrontal, encargada de controlar la parte racional y exclusivamente ubicada en el cerebro humano, puede calmar la amígdala. Sin embargo, si se sufre alguna fobia, este proceso no funcionará muy bien y se quedará paralizado en una reacción de ataque/defensa. Origen de las fobias La primera fobia registrada en la historia salió a la luz cuando un hombre sintió que que le aterraba la música de flauta, pero solo si era tocada de noche.  Esta fue descrita hace 2.500 años por Hipócrates, famoso médico griego de la antigua griega. Aunque en ese entonces él no usó la palabra ‘fobia’, sino que fue hasta hace 500 años que el autor romano Celso la uso en 30 d.C. Celso explicó la hidrofobia como “una enfermedad muy miserable en la que la persona enferma es atormentada al mismo tiempo por la sed y el miedo al agua y en la que hay poca esperanza”, y uso esta palabra como referencia al dios griego Fobos, que causaba tanto temor a las personas que los guerreros usaban su imagen en los escudos como defensa. Desde ese entonces, se han detectado y nombrado muchas fobias, desde papirofobia, miedo al papel, hasta la pogonofobia, terror a las barbas o deipnofobia, un miedo irracional al entablar una conversación en una cena o un encuentro con otras personas. Los expertos recomiendan la terapia cognitivo-conductual, con un especialista que ayudará a acostumbrarse paulatinamente a lo que causa la fobia.