Por qué no se debe consumir dióxido de cloro para combatir el covid-19

Publicado por: ingrid.matamoros el Mié, 27/01/2021 - 14:41
Share
Expertos dan a conocer las consecuencias de ingerir dióxido de cloro, tras ser recomendado como cura del covid-19 por Natalia París.
Dióxido de cloro

Tras la gran polémica que causó la modelo y DJ Natalia París en redes sociales en días pasados, donde dio a sus seguidores y a toda la comunidad una serie de recomendaciones sobre cómo curar o evitar el covid-19 y otros males con dióxido de cloro. Afirmó que esta sustancia la cual puede ser mortal era ‘el remedio que salva a las personas de vacunarse’.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS), advirtió a las personas lo peligroso que puede ser utilizar este producto y las consecuencias que conlleva, ya sea consumido o inhalado. Trastornos digestivos, cardiovasculares y renales, hasta la muerte, son las causas graves que puede tener.

“La OPS clara y enfáticamente desaconseja el uso de dióxido de cloro y de sus derivados para ser ingerido o inhalado o para cualquier otro uso en humanos, estos productos se usan para desinfectar superficies inanimadas no para seres humanos”, indicó Marcos Espinal, director del Departamento de Enfermedades Infecciosas de la Organización, durante una conferencia de prensa.

Es por esto que la Superintendencia de Industria y Comercio le ordenó a la famosa Antioqueña dejar de compartir este tipo de contenidos en sus redes sociales "y retirar los comentarios en los que invitaba a las personas a consumirlo para prevenir el contagio".

El dióxido de cloro es un gas altamente reactivo de color amarillo y es utilizado para diferentes procesos como blanqueador en plantas de tratamiento de agua o producción de papel y, debido a la capacidad de eliminar bacterias y otros microorganismos es utilizado también como desinfectante en construcciones.

dióxido de cloro

El director del Departamento de Enfermedades Infecciosas de la Organización, indicó que no existe ningún estudio científico que el uso de estos químicos tengan alguna eficacia contra el COVID 19. “Al contrario, es muy tóxico, es un gas amarillento que reacciona químicamente muy fuerte, puede producir la muerte, puede producir diarreas, neumonía y otra serie de eventos. Es imperativo que cuando la gente escuche que estos productos se ofertan, contacte a su ministerio de salud”, explicó el experto.

Debido a su rápida reacción, al adherirse a los tejidos humanos puede causar irritación en el sistema digestivo en compañía de náuseas y vómitos, además de trastornos hematológicos, cardiovasculares y renales. Uno de los síntomas graves que puede dar desenlace a la muerte es la disminución de presión arterial. Por otro lado, la inhalación puede generar complicaciones pulmonares bastante graves y también afectar distintos órganos del cuerpo.

“No debemos utilizar estos productos. Es una recomendación para todos nuestros países porque no existe ninguna evidencia científica, y ha habido reportes de intoxicaciones y situaciones adversas que no queremos”, concluyó Espinal.