¿Cómo lidiar con los problemas de pareja después de la cuarentena?

Publicado por: felipe.lopez el Vie, 25/09/2020 - 14:55
Share
La cuarentena dejó varios estragos en las relaciones de pareja, a continuación los expertos dan varios consejos para solucionar.
pareja
Créditos:
wayhomestudio

A pesar de que la cuarentena estricta ya terminó en el país, el tiempo de aislamiento o encierro ha alterado de una manera evidente la forma en que se relacionan las personas. Para los que tienen pareja, especialmente cuando conviven con esa persona, es probable que durante este tiempo de distancimiento social se hayan enfrentado a problemáticas especiales, terminando en problemas y discusiones interminables.

De cara a esto y a propósito del mes del amor y la amistad, las doctoras inscritas en la plataforma www.doctoraki.com, Claudia Almanza Cuéllar Psicóloga y Ana Velásquez Especialista en Sexología Clínica y terapeuta de pareja, recogieron los siguientes consejos para alimentar el romance y disfrutar del amor en estas fiestas.

Reconocer si existe algún tipo de ansiedad

 Aunque esta no es la primera pandemia de la humanidad, sí es la primera que enfrentamos a esta escala. El temor a morir y perder a un ser querido, sumado a la  incertidumbre, el cansancio, la aglomeración de los miembros de la familia en casa, y en algunos casos, la presión económica, son detonantes inequívocos de estrés. Dolencia, que según la doctora Ana Velásquez, es una de las causales principales tanto de problemas de pareja, como de dificultades sexuales en el hombre y en la mujer.

Por esto, la Dra Velásquez recomienda, evaluar el entorno, identificar las situaciones de estrés individuales y colectivas y reconocer frente a la pareja los temores propios, esto da pie a la escucha y así surfear desde una perspectiva más humana esta gran ola, que así como llegó, se irá. 

Desde la psicología, la Doctora Claudia Almanza sugiere recordar tres aspectos fundamentales dentro de una pareja.

Primero, la pasión y/o deseo sexual romántico de gran intensidad, esto mantiene activa la unión física y la emoción de sentir cerca al otro. Importante, ser precavidos y evitar embarazos no deseados en esta época.

El segundo, es la intimidad, por lo general, en situaciones nuevas como esta, hay muchas cosas por conocer del otro, lo que hace necesario crear espacios sólo para la pareja donde se pueda dialogar y disfrutar de aquellas novedades que se viven en conjunto.

Por último, la comunicación, un elemento indispensable en cualquier relación humana, esto permite siempre estar conectado con el otro, evidenciando sus necesidades y satisfacciones y así mejorar  el entorno para el amor y la sexualidad . Sin comunicación la sexualidad pierde el impacto cómo mecanismo de defensa ante el estrés y la incertidumbre. Unirse en un encuentro sexual en comunicación disminuye problemas psicosomáticos y genera bienestar mental.

El romance de pareja

Ponerse una cita, bailar, conversar en positivo y eliminar cualquier tema denso o negativo, permite re conectarse mutuamente. Estos espacios son exclusivamente para alejarse del estrés y volver a establecer la sintonía entre los dos. 

Para la psicóloga Claudia Almanza, la interacción con la pareja es fundamental en época  de crisis, los encuentros románticos son necesarios, el vínculo sexual favorece el equilibrio, restablece la energía, minimiza el estrés tóxico, activa las endorfinas y estimula la motivación a vivir.

Mantener espacios a solas

Es fundamental estar a gusto con uno mismo, para garantizar una mejor relación con quienes están alrededor.  Escuchar música, leer un libro, meditar o simplemente dormir una siesta, aseguran darse ese espacio de recarga y privacidad. Para Ana Velásquez, Especialista en Sexología Clínica y terapeuta de pareja, el espacio de ocio individual, sigue siendo uno de los factores principales para conservar el deseo sexual en las relaciones a largo plazo, así como la calidad de la relación en pareja.

Por su parte, la psicóloga Claudia Almanza enfatiza en la necesidad de diferenciar el tiempo dedicado al esparcimiento y al trabajo ya que por las circunstancias, este último ha aumentado notoriamente y por ende el nivel de estrés y temor a perder el empleo en tiempo de crisis lo cual  agudiza la intolerancia de pareja y las malas relaciones.

Establecer rutinas

Mezclar el trabajo y el hogar hace que no existan límites ni separación entre ambas responsabilidades. Asegurar el tiempo de las comidas, el trabajo, el juego, la conversación, incluso el momento de apagar teléfonos y desconectarse de la tecnología, incentiva el aprovechamiento de los momentos en pareja para compartir y disfrutar la compañía del otro.

Creatividad

Es momento de pensar fuera de la caja. Sorprender al otro con algún detalle inesperado y convertir la nueva rutina o el encierro en una oportunidad para lo nuevo. La Dra Claudia Almanza manifiesta que el encierro es opcional y en realidad debemos recuperar la humanidad y eso solo se produce a través del contacto físico. “Sugiero usar técnicas de mindfulness o atención plena para disfrutar al máximo cada momento con la pareja, el contacto, las sensaciones, la detención, la observación, la respiración y el entrar en conexión consigo mismo y con el otro es la clave para una vida en plenitud sexual”.

“Picardía” sexual

No espere los grandes momentos para la interacción sexual. Lleven la interacción a pequeños gestos durante el día. Tomarse de la mano, rozar el cuerpo, cualquier interacción física que mantenga la cotidianeidad de la atracción y no dejarlo solamente para los momentos intensos de intimidad.

Aceptar los cambios

Somos “individuos” únicos y diferentes, por eso no reaccionamos como los demás frente a situaciones inesperadas. “Los seres humanos no respondemos de forma idéntica ante el estrés, por lo tanto, el respetar los procesos individuales y observarlos conservando la capacidad de sorprenderse, permitirá conocer facetas propias y de la pareja que probablemente no se habían evidenciado previamente”, asegura Ana Velásquez Especialista en Sexología Clínica y terapeuta de pareja.

Actividad física

Bailar solo o con la pareja la canción que más les gusta, seguir una rutina de ejercicios de internet, saltar en el mismo lugar durante un tiempo, o simplemente sacudir y mover el cuerpo por algunos minutos, permite liberar endorfinas y mejorar el estado de ánimo. Esto se refleja directamente en la relación de pareja, consiguiendo que la sensación de felicidad generada, motive a sentir una mayor atracción sexual y así mantener viva la llama del amor.

Celebre las fechas especiales.

A propósito del mes del amor y la amistad, es importante aprovechar estas fechas para generar un ambiente festivo en medio de la monotonía que causa el encierro. Pese a que muchos tildan este día como celebración superflua, resulta la mejor oportunidad para recordar en pareja porque decidieron estar juntos y revivir momentos en los que el amor era el protagonista.

Terapia de pareja.

Si las tensiones permanecen, es recomendable iniciar una terapia e intentar trabajar en las guías y pautas que un especialista pueda determinar según cada caso particular.

En conclusión, este tiempo de tensión general, puede ser visto como una oportunidad para replantearse el amor y retomar la vida sexual con una visión más placentera y romántica. El amor y el sexo como nuevas víctimas de esta pandemia, también puede ser nuestros ejemplos de superación y recuperación.