6 datos importantes sobre la infertilidad masculina

Publicado por: felipe.lopez el Jue, 17/12/2020 - 15:33
Share
En caso de padecer infertilidad masculina, es importante que se informe lo máximo al respecto, evitando los temidos mitos.
Infertilidad

Aunque no existe consenso sobre la prevalencia de la infertilidad masculina, un estudio reciente permite dimensionarlo, pues indica que cerca del 15% de los hombres a nivel mundial es infértil. Parte de la dificultad para determinar la prevalencia radica en que algunos hombres esconden su condición por temor a ser señalados o a que surjan dudas sobre su masculinidad e identidad, así como al mito de que esta enfermedad solo afecta a las mujeres.

Sin embargo, el factor masculino contribuye a la infertilidad de la pareja en el 50% de las ocasiones y es el único responsable en el 20% de los casos. Por ello, es importante que, tanto los hombres como sus parejas, despejen las dudas sobre el tema y conozcan qué opciones tienen si sospechan presentar infertilidad.

Por lo anterior, Plan M habló con el doctor Juan Carlos Rodríguez, especialista en Ginecología y Obstetricia y director científico de Gestamos Unidad Medicina Reproductiva, que compartió 6 datos que posiblemente no conocías sobre la infertilidad masculina:

1.         La infertilidad masculina está infradiagnosticada

La infertilidad masculina está infradiagnosticada y, como resultado, poco tratada, pues para los hombres es mucho más difícil aceptar que pueden tener un trastorno reproductivo. Por esto es importante hablar de esta alteración, buscar a un especialista y, en caso de un diagnóstico, seguir el tratamiento indicado.

2.         La infertilidad no tiene que ver con la masculinidad u orientación sexual de los hombres

El 90% de los casos de infertilidad en hombres se deben a un número disminuido de espermatozoides y/o una pobre calidad espermática. Otras causas incluyen problemas anatómicos, problemas hormonales o defectos genéticos. Algunos hombres pueden tener problemas con la eyaculación, hipogonadismo (una disminución en el tamaño, el volumen y la producción hormonal) o un daño en el ADN, entre otros. Lo más importante es que las personas se acerquen a un especialista, pues parte de las condiciones que causan infertilidad pueden ser identificables, reversibles y tratables.

3.         ¡Es posible hacer algo sobre la infertilidad!

Existen medidas preventivas que podemos utilizar para mejorar la calidad del semen, como no fumar, dejar de usar ropa interior ajustada o evitar la obesidad. Cuando existen problemas con la eyaculación es importante realizar un muy buen examen físico para conocer los factores asociados. En algunos casos es posible recuperar espermatozoides del testículo y realizar cirugías de reparación, entre otros.

Cuando las primeras recomendaciones no funcionan, y las parejas no logran un embarazo, es posible utilizar técnicas de reproducción asistida. Aunque la infertilidad técnicamente no tiene “cura”, sí existen muchos tratamientos para hacer posible un embarazo.

4.         La edad sí importa

Aunque no existe una edad máxima para que los hombres tengan hijos, es aconsejable planear la paternidad antes de llegar a la edad adulta (27 años), porque la posibilidad de presentar infertilidad aumenta con los años, ya que la calidad de los espermatozoides se deteriora a medida que el hombre envejece.

5.         Los tratamientos contra el cáncer no determinan el futuro

Cuando los pacientes van a tratamientos como la quimioterapia, se reducirá la capacidad espermática y en el futuro puede presentarse infertilidad. Sin embargo, los avances científicos en materia de reproducción permiten realizar criopreservaciones, para congelar las células y postergar la paternidad.  Incluso ante diagnósticos de cáncer, la medicina reproductiva presenta opciones para que los hombres puedan preservar su fertilidad y tengan alternativas para construir una familia.

6.         El tratamiento puede estar acompañado de atención sicológica

Es importante la evaluación y apoyo psicológicos para definir el estrés que está ocasionando esta condición y tener soporte durante este proceso, porque es una condición que genera angustia, y puede llevar a la disminución de libido y menor frecuencia de las relaciones sexuales, aumentando el problema.

Siga a KIENYKE en Google News