¿Por qué duele tener relaciones sexuales?

Publicado por: daniela.cortes el Mié, 18/03/2020 - 13:09
Share
El vaginismo puede ser la causa de la molestia
Vaginismo

Es posible que al momento de tener relaciones sexuales las mujeres sientan dolor o incomodidad, esta reacción, como en los hombres, se denomina disfunción sexual. 

En el caso de las mujeres el dolor se debe al vaginismo, una condición que impide la penetración en la vagina. 

Kienyke.com dialogó con Fernado Rosero, médico de salud sexual de la Clínica Marly para conocer en qué consiste esta dificultad sexual. 

Se estima que el vaginismo lo puede padecer el 2 % de la población femenina y consiste en una contracción involuntaria de los músculos de la vagina. 

“El vaginismo es una contracción involuntaria de los músculos que están a la entrada de la vagina lo que impide tener relaciones sexual.”

También se describe como un espasmo que se presenta en esos músculos y no permite que el pene, un dedo o un objeto entre en la vagina. 

Tipos de vaginismo 

De acuerdo con el médico, anteriormente esta condición se le conocía como ‘matrimonio no consumado', sin embargo con el paso del tiempo se le asignó el término vaginismo. Se han determinados dos tipos: 

  • Vaginismo primario. Mujeres que lo han padecido siempre, es decir, que desde que iniciaron con su vida sexual tienen dificultades. 
  • Vaginismo secundario. Mujeres que han tenido una vida sexual normal y repentinamente tienen dificultades en las relaciones sexuales.  

Causas 

De acuerdo con el experto, el vaginismo tiene distintos antecedentes pero se dividen en dos. 

  • Problemas psicológicos: “están relacionados con una educación restrictiva y ultraconservadora en donde se entiende la sexualiad como algo negativo”, manifestó Rosero. 
  • Problemas médicos: “el dolor, la resequedad, las infecciones o una alteración física hace que se sienta dolor, de este modo la mujer piensa más en el dolor que en el placer”, agregó el experto. 

¿Con esta condición se lubrica? 

Aunque el cuerpo adopte un estímulo para evitar el acto sexual, la mujer si puede sentir deseo, estar excitada y lubricar con normalidad. 

“Característicamente esas las mujeres también sufren un espasmo involuntario cuando el ginecólogo o la enfermera les practicaron una citología, por esto les duele o les incomoda. Asimismo, muchas de las mujeres se dan cuenta que padecen de vaginismo en esta consulta”. 

Tratamiento    

El tratamiento es médico y psicológico. Además de explicar a la paciente qué está pasando y por qué, se realiza un tratamiento de psicoeducación. “En este se demuestra a la mujer que la sexualiad no es negativa ya que muchas veces el componente está asociado a la educación”, indicó Rosero.

Luego, se utilizan los dilatadores que son aparatos que simulan un pene. Esto puede aumentar de tamaño lo cual permite a la paciente reconocer que puede tener una penetración. 

Rosero enfatizó que este tratamiento es el más efectivo, por esto, es más recomendado consultar a un médico sexual o a un ginecólogo para determinar las molestias durante el sexo, ya que los remedios caseros no son muy efectivos.