¿Por qué eliminar WhatsApp no es la solución ante nuevas políticas de privacidad?

Publicado por: andres.romero el Sáb, 23/01/2021 - 07:41
Share
Luego de conocerse las nuevas políticas de privacidad en WhatsApp, millones de usuarios optaron por desinstalar la aplicación.
whatsapp

En las últimas semanas, WhatsApp ha sido motivo de gran controversia entre los usuarios de plataformas digitales.

Millones de usuarios alrededor del mundo, optaron por borrar la aplicación y migrar a otras herramientas tales como Telegram debido a que no compartían dichas políticas y consideraban que su información personal estaba expuesta.

Es por esto, que la compañía de seguridad Informática, ESET, analizó si es cierto lo que se dice respecto de los cambios, si espían a los usuarios y cuál aplicación es mejor para cambiarse.

Cuando aparecieron las notificaciones en la app indicando que había una fecha límite para aceptar los nuevos términos y condiciones, no tardaron en surgir las noticias falsas, memes y teorías conspirativas sobre los motivos que podría tener Facebook para realizar estos cambios. Lo más importante de aclarar según ESET es que estos cambios no implican que Facebook va a poder leer o acceder a los mensajes privados de los chats y/o grupos.

La aplicación implementó hace un tiempo un algoritmo de cifrado de extremo a extremo en las conversaciones. Esto significa que el mensaje se cifra antes de salir del dispositivo, con la clave única de cada usuario, y solamente se puede descifrar en el dispositivo del usuario destinatario del mensaje. Por lo tanto, si el mensaje es interceptado va a ser prácticamente imposible de descifrar.

Para comprender lo que implican las modificaciones es importante recordar que Facebook compró la aplicación de WhatsApp hace más de seis años y desde entonces, junto con la adquisición de otras aplicaciones -entre ellas Instagram-, confeccionó un ecosistema de aplicaciones logrando integrar los datos de sus usuarios en un perfil único en el que se reúne información de las diferentes aplicaciones. El objetivo es poder acercarle a los usuarios productos, servicios y promociones asociados a los gustos de cada uno, lo que implica mayores ganancias para Facebook al hacer que sus campañas publicitarias sean más efectivas.

Teniendo esto claro, resulta más fácil entender la razón por la cual Facebook desea añadir información relacionada con el uso de Whatsapp, como las cuentas con las que interactúa un usuario, si estas son cuentas de empresas, en qué momento utiliza esos servicios, dirección IP con la que se conecta o datos del dispositivo móvil del usuario.

Esto sumado a información de perfiles de otras redes y aplicaciones como Instagram o Facebook, permiten sin lugar a duda llevar a un nivel superior la segmentación y conocimiento de los usuarios.

Ante los cambios anunciados por Facebook en WhatsApp, muchos usuarios decidieron descargar y empezar a utilizar otras aplicaciones de mensajería, siendo Telegram y Signal dos de las más conocidas.

“Si bien es cierto que aplicaciones como Signal fueron pensadas desde su diseño para ofrecer mayores niveles de privacidad a sus usuarios, el hecho de dejar de utilizar Whatsapp, pero seguir usando Instagram o Facebook implica que como usuarios seguimos compartiendo una gran cantidad de datos, y eso mencionando únicamente las aplicaciones más conocidas del ecosistema Facebook.

Todo esto dejando de lado a empresas como Google o Microsoft, que también ofrecen una gran cantidad de servicios para facilitar la vida de millones de usuarios a cambio de sus datos y que son utilizadas por un alto porcentaje de usuarios que también utilizan productos del ecosistema Facebook.”, aclara Camilo Gutiérrez Amaya, Jefe del Laboratorio de Investigación de ESET Latinoamérica.