Los museos más bellos del mundo que pueden ser visitados virtualmente

Publicado por: felipe.lopez el Mar, 07/07/2020 - 14:42
Share
Teniendo en cuenta la pandemia que vive el mundo actualmente, así puede visitar desde casa los museos más bellos del planeta.
Museos

Ahora que no es fácil moverse en el mundo debido al tema del coronavirus, es posible pensar en otras alternativas para conocer las joyas más bellas de planeta, por ejemplo, de manera virtual. ¿Y qué mejor manera que recorrerlo a través de los museos más bellos? A continuación, un breve listado para hacer tours virtuales disponibles en cada uno de sus sitios web durante en confinamiento y para planear una visita presencial apenas sea posible.

El Museo Louvre, París

Museos

Probablemente el más visitado en el mundo. Originalmente fue un castillo durante el mandato de Felipe II de Francia, el Louvre estaba unido al Palacio de las Tullerías, luego fue la residencia de los reyes de Francia, durante el reinado de Enrique IV, al final siglo XVI.

El proyecto para hacer el Louvre un espacio para conservar obras de arte nació durante el reinado de Luis XIV, pero fue después de la Revolución Francesa que se transformó en un museo. Ahora están disponibles más de 500,000 piezas, pertenecientes a Egipto, Grecia o Roma, así como arte oriental del siglo XIX, siendo uno de los catálogos más vastos en el planeta.

Los que no se debe perder; la Mona Lisa de Leonardo da Vinci, las Tres Gracias de Lucas Cranach, la Balsa de Medusa de Théodore Géricault, la Gran Odalisca de Jean-Auguste-Dominique Ingres, la Venus de Milo, la Gran Esfinge de Tanis, las estatuas de Ain Ghazal y la Coronación de Napoleón de David.

El Museo Metropolitano, Nueva York

Museos

En la Quinta Avenida de la gran manzana se encuentra el MET, uno de los museos más grandes del mundo y una parada obligatoria en esta ciudad. Abrió sus puertas en 1872, es el hogar de más de dos millones de obras de arte de alrededor del mundo.

Desde estatuas antiguas a pinturas de maestros franceses, o una gran colección de arte estadounidense, tiene varias exhibiciones temáticas que suelen romper récords en cada apertura, como la exhibición de moda de primavera, inaugurada con la Gala de Instituto del Traje del MET, que reúne lo más popular de la moda y el entretenimiento.

Lo que no se puede perder: la Virgen y su hijo de Verrochio, el Rapto de las Sabinas de Nicolas Poussin, la Arlesiana de Vincent van Gogh y el Templo de Dendur.

El Museo Hermitage, San Petersburgo

Museos

Tiene 60,000 habitaciones, 10,000 galerías, tres millones de obras de arte en exhibición y 230,000 metros cuadrados de superficie, decir que es un gran museo le queda pequeño, al menos es el más grande en términos de ser el que tiene la colección más grande de pinturas, más de 16,000 piezas.

Fue inaugurado en 1764, es el hogar de arte escita, objetos de la Antigua Grecia y Roma, así como diversas pinturas de maestros italianos y franceses.

Lo que no se puede perder: la Madonna Litta de Leonardo da Vinci, el Retrato de una Dama en Azul de Cézanne, la Pietà de Veronese, Apolo tocando el laúd de Caravaggio, el Retrato de Doña Antonia Zárate de Goya y la Dánae de Rembrandt.

Museo Guggenheim, Bilbao

Museos

Más allá del paseo d’Abandoibarra, rodeado por la araña gigante de Louise Bourgeois y la mascota de 12 metros de alto de Jeff Koons, se encuentra este museo que abrió en 1997, es una gema de arquitectura moderna de Frank Gehry, que rechazó construirlo en el centro de la ciudad para ponerlo en los suburbios.

Adentró del gigante de titanio se puede ver lo mejor del arte contemporáneo, de Richard Serra a Jenny Holzer, Jean-Michel Basquiat o Andy Warhol.

Para no perderse: la Mamá de Louise Bourgeois, Puppy de Jeff Koons, la Fuente de Fuego de Yves Klein, Nine Discourses on Commodus de Cy Twombly, Ciento Cincuenta Marilyns Muticolores de Andy Warhol, o el Hombre de Nápoles de Jean-Michel Basquiat.

Museo de Arte Contemporáneo, Niterói

Museos

Abrió sus puertas en 1996 y es un verdadero pilar de la arquitectura moderna, una fuente de orgullo para la gente de Río de Janeiro. Este espacio curvo y futurista anclado en la Bahía de Guanabara fue diseñado por Oscar Niemeyer, que concibió este edificio “como una flor” que brilla en la costa de Boa Viagem.

Para recordar, Nicolas Ghesquière, director creativo de Louis Vuitton, presentó su colección crucero de 2017 el 28 de mayo. Allí habitan más de 1,200 trabajos de arte brasilero del siglo XX, una verdadera joya para visitar en Brasil. Imposible no ver la colección de João Sattamini.

El Museo Nacional del Palacio, Taipéi

Museos

Esta es una de las grandes maravillas de China y uno de sus más preciados tesoros culturales. Se encuentra en las alturas boscosas de Taiwán, el palacio imperial reúne la colección más grande del mundo de artesanías chinas, comprendiendo 1,86 millones de trabajos de las colecciones de la Ciudad Prohibida de varios siglos, incluyendo varios objetos de las dinastías Qing y Song.

No se puede olvidar de los archivos de la dinastía Qing, incluyendo la col de jadeíta, los bronces, los jades, así como los manuscritos tibetanos ilustrados con thangkas en oro fino.

Museo de Arte Islámico, Doha

Museos

El museo más grande de Doha, Qatar, abrió sus puertas en 2008, posee una colección de arte islámico que abarca catorce siglos. Este espacio fue diseñado por Ieoh Ming Pei, ganador del Premio Pritzker de Arquitectura en 1983, se inspiró en las curvas de la Mezquita de Ibn Tulun del Cairo.

Tiene una rica gama de pinturas, cristalería, herrajes, cerámicas, textiles y manuscritos que datan de los periodos mogol y safávida. Para no perderse: telas iraníes del siglo XVII, mosaicos del siglo XV y bronces del siglo XIII.

El Museo Soumaya, Ciudad de México

Museos

Le pertenece a la Fundación Carlos Slim, se nombró así por la esposa de Carlos Slim, muestra una fachada imponente en el corazón de la capital mexicana. Se inspira en las curvas de las esculturas de Rodin, este gigante de acero fue diseñado por el arquitecto Fernando Romero, está cubierto por 17,000 hexágonos que reflejan la luz del sol. Su espacio de exhibición es de 6 mil metros cuadrados y alberga más de 64,000 piezas de arte latinoamericano, así como pinturas y trabajos de artistas europeos como Picasso, Dalí, Rodin, entre otros.

Lo que más debe ver: las 140 obras de Rodin, los maestros de Nueva España y las pinturas de Diego Rivera, Salvador Dalí y Pablo Picasso.