Polémica por falla que dejó a Martín Caparrós sin tarima en la FILBo

Jue, 20/04/2023 - 20:23
Avanza la Feria Internacional del Libro en Bogotá, en la jornada de hoy, un hecho marcó el día sobre la logística del evento.

Desde el pasado 18 de abril se abrieron las puertas de Corferias en Bogotá para darle inicio a la versión 35 de la FILBo. En su estreno, se hizo gala de la invitación a México como país homenajeado. Esto, buscando la exposición cultural del mismo, en medio de libros, charlas y autores.

2.000 actividades y 500 expositores estarán fluctuando al ritmo de páginas y pasión por estos objetos hasta el próximo 02 de mayo. Este evento es uno de los principales en la región que se posa sobre la cadena de creación y producción del libro, de la lectura, lo cultural y lo comercial. Ante su magnitud, grandes personalidades de este sector, se presentan en distintos escenarios montados para tal fin en dicho lugar. 

Uno de las charlas que más llamó la atención de los visitantes a la FILBo, fue la titulada bajo el nombre: "Fuera de lugar: el negocio versus la pasión en el fútbol". La misma tuvo a Martín Caparrós, periodista y escritor argentino de amplia trayectoria y el también escritor y periodista mexicano, Juan Villoro. El evento, fue moderado por Santiago Rivas, artista plástico y periodista colombiano. 

Le puede interesar:Tarjeta TuLlave se une a la FilBo 2023

La conversación cautivó al mundo del fútbol y el periodismo, por lo que tuvo una alta asistencia a la misma. Sin embargo, varios usuarios en redes sociales, presentes en el evento, comentaron un hecho que dejó sin tarima a los panelistas, pues por un error técnico, la logística del evento no se enteró de la participación en silla de ruedas del maestro Caparrós. Ante esto y la no posibilidad de poner a los conferencistas sobre la tarima, debió hacerse a nivel de los asistentes, lo que impidió una buena visibilidad para todos los presentes. 

FILBo: La historia detrás de 35 años acercando a los colombianos a los libros

Las puertas de la Feria Internacional del Libro se abrieron este 18 de abril. La versión 35 de este evento, hace gala en su estreno con la invitación a México como país homenajeado en medio de libros, charlas y autores. Además, el sabor y calidad de la literatura caleña tendrá un lugar especial en esta oportunidad, estrenando la categoría de ciudad invitada.

2.000 actividades y 500 expositores estarán fluctuando al ritmo de páginas y pasión por estos objetos que concentran el conocimiento del mundo en este 2023. La cadena de creación y producción del libro, de la lectura, lo cultural y lo comercial tomarán el país para adentrarse en la magia de este mundo. Sin embargo, muchos se preguntan sobre su origen. Desde KienyKe.com le contamos cómo nació este importante evento. 

Le puede interesar: Cali, la ciudad invitada a la FILBo 2023

¿Cuál fue el origen de la Feria del Libro de Bogotá?

Desde 1988, la Cámara Colombiana del Libro y Corferias realizan la Feria Internacional del Libro de Bogotá, una alianza que le ha permitido posicionar el evento como uno de los más importantes en el mundo de habla hispana. Reuniendo desde hace 35 años a todos los actores de la cadena del libro (autores, editores, correctores, traductores, distribuidores, agentes y libreros) quienes junto con sus lectores conforman este ecosistema del libro que cada año crece y se fortalece.

En el marco de la versión 30,  sus fundadores, Óscar Pérez Gutiérrez, gerente de Corferias y Jorge Valencia, presidente de la Cámara Colombiana del Libro en 1988 recordaron la fundación de este evento entorno a las letras hispanas. 

“Nosotros, como Corferias, queríamos hacer una feria de grandes dimensiones y para hacerlo posible sabíamos que era fundamental conocer experiencias de otros países y el apoyo de una entidad experta en la industria editorial del país, por lo que acudimos a la Cámara Colombiana del Libro”, recuerda a sus 88 años Pérez Gutiérrez en un artículo escrito por Rivera Díaz en el portal Barrios de Bogotá. 

Inicialmente, tal feria se realizaba en el parque Santander de manera modesta, sin embargo, luego de unirse con la Cámara del Libro, se oficializó el 29 de abril de 1988 en Bogotá la primera versión. Luego de esto, se robusteció el alcance y logística de la misma. 

Cuando se dio este paso importante de sacar la feria del parque y llevarla a Corferias, se hizo por el bienestar de los libros, pues los mismos estaban a la merced del sol y del agua. Para solucionarlo, Pérez y Valencia viajaron a la Feria del Libro de Buenos Aires, donde recopilaron ideas de logística, que posteriormente fueron incluidas a la de Bogotá. 
 

La FILBo 35 años después

La página web del evento ha consignado el resumen de estos años de recorrido luego de la fundación de Pérez y Valencia: "35 años del evento cultural más importante de Colombia han permitido la formación de lectores de nuestro país, la dinamización del mercado editorial (impresión, derechos, internacionalización de nuestros autores) y han dejado una huella indeleble como una de las ferias más importantes de América Latina".

Y es así, cada año el número de asistentes es amplio. Tan sólo en 2022 fueron 515.000. Lo que anima la buena aceptación para este 2023. En esta edición, el tema principal son las Raíces, una palabra entendida como la causa lleva a celebrar este evento a través de las tres raíces de la cultura –indígena, español y africana–; como soporte para tener conversaciones urgentes desde la sostenibilidad, el medioambiente, el género y la paz; y como fundamento, para hablar de los arraigos y desarraigos de las personas que migran.

Más KienyKe
El mandatario envió un mensaje al senado tras la aprobación, en segundo debate, de una de sus principales apuestas.
La plenaria del Senado dio luz verde a la iniciativa de Gobierno ¿Cuáles fueron los puntos clave? Le contamos.
Amnistía Internacional señaló que los acercamientos de paz con el ELN y las disidencias no han contribuido de manera significativa a la protección de la sociedad civil.
En medio de la conmemoración del centenario de 'La Vorágine', el Estado dialogó con las comunidades uitoto, bora, okaina y muinane.