¿Por qué es tan importante la espada de Bolívar para Gustavo Petro?

7 Agosto 2022, 03:34 PM
Share
Llena de simbolismos y mitos, así es la espada de Bolívar que Gustavo Petro quería tener durante su ceremonia de posesión.
Créditos:
José Miguel Álvarez García - KienyKe.com

La espada de Simón Bolívar ha sido motivo de discordia entre Iván Duque y Gustavo Petro en el traspaso de poder, luego de que el mandatario saliente no permitiera su uso en la posesión presidencial de este 7 de agosto.

Aunque su peso es liviano, la espada de Bolívar está llena de simbolismos, hace parte de la historia libertadora del país trazada por el mismo libertador.

La espada representa al libertador mismo, es la única presencia en su ausencia real. Es el utensilio que él mismo pudo palpar, cargar, utilizar y que convierte en mito la historia libertadora. Tener la espada, es tener una parte del libertador en vida.

“La espada que ha gobernado a Colombia no es la balanza de Astrea, es un azote del genio del mal que algunas veces el cielo deja caer en la tierra para el castigo de los tiranos y el escarmiento de los pueblos. Esta espada no puede servir de nada el día de la paz, y éste debe ser el último de mi poder”, dijo Simón Bolívar ante el Congreso Constituyente.

Para Bolívar la espada no representaba más que un objeto para lograr la libertad de los pueblos, pero que debía estar alejada del poder; la paz sería su fin último.

Por esa razón, el M-19, grupo guerrillero fundado en abril de 1970, decidió robar la espada en 1974 cuando esta se encontraba en el Museo Quinta de Bolívar. Álvaro Fayad dirigió la operación, junto a otros cinco hombres, con la que se llevó a cabo el hurto y la cual se planeó en dos meses.

Con este robo, el Movimiento 19 de abril tomó fuerza, la noticia del hurto le dio fama nacional e internacional; se dice que en 1975 el grupo guerrillero pasó de tener 20 miembros a 200.

“Bolívar no ha muerto. Su espada rompe las telarañas del museo y se lanza a los combates del presente. Pasa a nuestras manos y apunta ahora contra los explotadores del pueblo”, fue el mensaje que dejó el M-19 en el lugar donde estaba la espada.

Identificados plenamente con las ideas de Bolívar, el M-19 quiso rememorar aquel discurso dado por el libertador: la espada sería para buscar la libertad, aquella que los revolucionarios veían en ese momento ausente.

La espada estuvo perdida durante 17 años, tiempo suficiente para alimentar ciertos rumores. Que estuvo en Cuba; que fue perdida por el M-19; que estuvo en la casa del poeta León de Greiff”, y así otras más. Lo cierto es que apareció hasta 1991, cuando el grupo guerrillero firmó la paz con el Estado.

Cabe recordar que Gustavo Petro fue miembro del M-19, por lo que sabe perfectamente el símbolo que carga la espada, por esa razón, al visitar la Casa de Nariño tras ganar la elección presidencial, apreció la reliquia con gran atención.

En ese momento le pidió al presidente Iván Duque poder tener en la ceremonia de posesión la espada, pero el mandatario no lo permitió un día antes del evento.

Según una entrevista dada tras su visita en la Casa de Nariño, Gustavo Petro contó que le cuestionó a Duque por qué la espada estaba desenvainada. A lo que él respondió: “A mí me gusta tenerla así”.

Jamás envainaré mi espada hasta que haya justicia en Colombia”, dijo Bolívar en otra ocasión.

Y ese era justamente el mensaje que Petro quería dar con la presencia de la espada de Bolívar en su posesión: el fin de la guerra, la lucha y la búsqueda de libertad, para dar comienzo a una nueva era de justicia y paz. “Paz total”, como él mismo lo propuso en campaña.

¿Llegó el momento de envainar la espada? ¿Por qué estuvo desenvainada por tanto tiempo? ¿Será porque la justicia no se ha alcanzado? Las respuestas solo las dará la historia escrita y por escribirse.

Escuche y conozca la historia del robo de la espada de Bolívar:

KienyKe Stories