La camandulera de Iván Moreno

La camandulera de Iván Moreno

28 de marzo del 2011

Yamile Cortés Pastrana no se ha perdido una sola audiencias disciplinaria por el carrusel de la contratación. Antes pasaba desapercibida, como una más entre el público, pero ahora no suelta el rosario y la camándula. Con oraciones y ruegos espera salvar al senador Iván Moreno Rojas del lío en que está metido.

Lo espera a la entrada. Lo acompaña en el ascensor,  ora mientras Moreno Rojas avanza hacia el banquillo de los investigados, donde tiene su puesto. Yamile toma su lugar en la primera fila del público para sentirlo cerca. Se sienta con la rectitud y la solemnidad sacramental de un obispo, cruza las piernas, se persigna, se frota las manos y reza en entre murmullos el Santo Rosario con una camándula vinotinto al cuello y un anillo giratorio.

Yamile Cortés es oriunda de El Espinal, Tolima. Tiene 54 años, es madre cabeza de familia de dos hijos, pero sobre todo es una ferviente seguidora, de tiempo completo, de los hermanos Moreno, en especial de Iván. Su hermana fundó la Anapo en El Espinal, Tolima, y así Yamile llegó a la vida de los Moreno. Hace trabajo de campo en los barrios populares y en la recolección de votos para el cargo al que se lancen. Su última causa fue la campaña para el senado de Iván. Y los Moreno le han retribuido con puestos: en la actualidad trabaja con el distrito en participación social.

El registrador nacional Carlos Ariel Sánchez la despidió en 1994 de un cargo administrativo al que había llegado con la recomendación de los Moreno. Llevaba seis años allí. De inmediato buscó a los Moreno y desde entonces la entregó su vida a la causa política de la Anapo y del Polo.

Yamile Cortés no se despega ni un segundo del senador Iván Moreno.

El 19 de marzo pasado, la mamá de Yamile falleció, pero es tanto el afecto que siente por los Moreno Rojas que no fue a rezarle al alma de su madre en el Líbano, Tolima, sino que se fue a la Procuraduría el martes 22 a acompañar con rezos a Iván Moreno ante el procurador Alejandro Ordóñez. “¡Señor Procurador no se crea Dios, porque la justicia de Él sí es infalible y más temprano que tarde caerá sobre usted!”, decía en los volantes que le repartió a las más de 150 personas que esperaban a la salida de la audiencia del senador.

Este martes 29 de marzo a las 12 a. m., Yamile Cortés Pastrana presidirá un plantón en el que rezarán para que el procurador Ordóñez tenga clemencia con Iván Moreno. Así, si el senador sale limpio del Ministerio Público, podrá ayudarla en la consecución de un puesto en España, desde donde seguirá orando por él.