Rocío Arias reaparece para hablar del testigo contra la fiscal

Rocío Arias reaparece para hablar del testigo contra la fiscal

26 de enero del 2012

Rocío Arias conoce el paramilitarismo desde su médula. Como congresista lo defendió y participó activamente en el llamado proceso de desmovilización de Ralito. Conoció a muchos, entre ellos a René Zorilla, el testigo que le contó a la Fiscalía, en 2008, sobre las actividades de Carlos Alonso Lucio en sus asesorías a las Auc. La columnista María Isabel Rueda reveló su testimonio para cuestionar la independencia de la fiscal Vivianne Morales frente a los paramilitares. Zorrilla dijo haber sido “amigo de ‘Gordo Lindo’ y empleado de Rocío Arias”, pero ella lo niega. Esto es lo que piensa la ex congresista del testigo contra la fiscal.

¿Quién es René Zorrilla?

Es un mitómano, enfermo y mentiroso de profesión. Tengo argumentos para decirlo.

¿En qué circunstancias lo conoció?

Lo conocí en 2003-2004, cuando era congresista en épocas de la negociación entre el gobierno Uribe y las Auc. Él se presentó en mi oficina como un estudiante preocupado por los temas de paz, diciendo que estaba muy interesado en el asunto. Dijo ser admirador de las Auc, que por Internet se comunicaba con los jefes paramilitares ‘Don Berna’ y con ‘Gordo Lindo’. Le dije que si quería enterarse de esos temas estuviera pendiente de los foros que se iban a realizar por todo el país.

¿Y usted le creyó?

Sí, porque no vi nada de particular en él en principio. El trato no fue mucho, tanto que ni recuerdo qué estudiaba. Él se me fue acercando y después lo vi participando en esos foros que se hicieron en Santa Fe de Ralito y Cali.

¿Él dice que trabajó para usted?

Lo voy a denunciar porque eso es totalmente falso y en varias de sus declaraciones se hace pasar como trabajador mío. Pueden constatar en la UTL del Congreso. Pueden preguntarle a cualquiera. Se presentó en dos o tres ocasiones a la oficina, otra al aeropuerto a pedirme plata prestada y dos veces en mi apartamento de Residencias Tequendama para pedirme plata. Uno de los días que fue a mi apartamento se sentó a esperar y mientras yo fui al otro piso del edificio a ver a Eleonora Pineda, me robó un reloj Rolex.

Según René Zorrilla, Carlos Alonso Lucio le imprimiría dinámica política a la negociación con las Auc – gobierno.

¿Un reloj Rolex?

Sí, uno que compré con la plata que me ganaba en el Congreso. Valía entre 8 y 9 millones de pesos.

Si no le tenía confianza, ¿por qué le permitió entrar a en su casa?

Porque en política se acerca mucha gente. Lo vi inteligente y que quería hacer un trabajo político. En los foros donde se hacía pasar como estudiante, tuvo acercamientos con ‘Don Berna’ y Gordo Lindo’, a quien terminó haciéndole mandados cuando estaba en La Picota.

Pero él ha sido testigo en procesos de la parapolítica…

Solo sé que en un proceso en la Corte Suprema él sirvió de testigo dando declaraciones a favor de una persona que yo mencioné. Ese tipo es una persona que va y viene dependiendo del momento y es claro que es utilizado por un sector político.

Zorrilla señaló a la fiscal y a su esposo, Carlos Alonso Lucio, de participar en foros donde las AUC querían blindar su proceso de paz con el gobierno. ¿Qué sabe usted de eso?

Pienso que él no tenía acceso a información privilegiada. Las declaraciones de René Zorrilla no tienen credibilidad. Él no tuvo la suficiente cercanía con jefes paramilitares como para haber involucrado a la hoy Fiscal General ni a su esposo. No recuerdo haberla visto en ningún foro. La Fiscal ni actuó como asesora ni como vocera de las Autodefensas, hasta donde yo conozco.

¿Está segura de no haber visto a la Fiscal en esos foros?

Jamás la vi. Si fue pasó desapercibida porque no me di cuenta de su presencia.

¿Entonces por qué Zorrilla dijo lo que dijo?

Creo que René Zorrilla le hizo o le está haciendo un mandado a un sector político del país.

¿A quién?

 Averigüe y verá.

Usted conoció las entrañas del paramilitarismo. ¿Carlos Alonso Lucio fue asesor activo de las Auc?

Lo vi en un foro en Cali organizado por una Fundación. En ninguna otra parte. Alguna vez hablé con él telefónicamente y le pregunté sobre inquietudes de Justicia y Paz. No soy amiga de él, pero lo llamé porque fue congresista y desmovilizado del M-19.

¿Por qué ahora aparece usted para descalificar a un testigo que señaló a la fiscal y a su esposo en 2008?

Yo ya pagué mis deudas con la justicia. No le estoy sirviendo a ningún sector político y menos congraciándome con la Fiscal General, a quien no conozco. Pero me indigna que una persona como Zorrilla quiera aparecer como conocedor de un tema del cual no tiene idea. Pero veo metida claramente la mano de un sector político del país. Y lo que más me tiene ofendida es que diga que trabajó para mí. Por eso lo voy a denunciar.