Ciencia y Política Pública – El reto del sobrepeso infantil

29 de mayo del 2019

Opinión de María Piedad Villaveces

Ciencia y Política Pública – El reto del sobrepeso infantil

La ciencia ha ayudado a que las sociedades modernas tengan información sólida, precisa y confiable para la toma de decisiones de política pública. Sin embargo, la información científica no solamente debe ser útil en el ámbito científico, debe ser acercada al ciudadano común, a través de estrategias de apropiación del conocimiento.

En este momento está cursando en el Congreso de la República un proyecto de ley para mejorar la forma de transmitir la información nutricional a los consumidores de alimentos. Emulando el ejemplo de Chile, los promotores del proyecto de ley están solicitando que la información nutricional sea presentada de forma más clara al consumidor.

Lo anterior no es un tema simplemente de mejorar la información, se trata de una acción concreta para disminuir el índice de sobrepeso en la población colombiana, pues la evidencia científica nos muestra lo siguiente:

  1. La prevalencia mundial de la obesidad se ha duplicado entre 1980 y 2014.
  2. La obesidad aumenta el factor de riesgo de padecer enfermedades como patologías cardiovasculares, diabetes, hipertensión, trastornos del aparato locomotor y algunos cánceres.
  3. En gran medida la obesidad se debe a hábitos no saludables como el sedentarismo y una mala alimentación, saturada de grasas y calorías. (Organización Mundial de la Salud – OMS)
  4. Uno de cada 6 niños y adolescentes presenta sobrepeso u obesidad en Colombia. (ACEMI, Pontificia Universidad Javeriana, la encuesta ENSIN del Ministerio de la Protección Social y el Instituto Nacional de Salud).

Ante esta evidencia científica, debemos tomar medidas para proteger a nuestros niños y niñas y propender por incentivar hábitos saludables de alimentación.

La propuesta de ley busca que alimentos como el Choco Krispis, modifiquen la siguiente información nutricional que pasaría de “Por porción (30g) 484 Kj 114 Kcal 6%, Grasas lípidos 8,89 1%, Grasas saturados 0,3g 2%, Azúcares 8,7 10%, Sal 0,23 4%” a la forma en que está siendo informado en Chile: Buena fuente de vitaminas A, B2, hierro y zinc, contiene dos hexágonos negros que viene directamente del Ministerio de Salud que dicen: “Alto en Azúcares”, “Alto en Calorías”.

Indudablemente el proyecto de ley que hoy se discute en el Congreso de la República en Colombia puede ayudar a divulgar de forma más precisa la información de riesgo nutricional. Sin embargo, desde el punto de vista de la apropiación social de la ciencia, tema en el que la Asociación Colombiana para el Avance de la Ciencia ha sido pionera, es necesario dar una mayor explicación que responda a algunas de las siguientes preguntas: ¿Qué significa que un alimento sea alto en azúcares?, ¿Por qué un alimento alto en calorías es malo para la salud?, ¿Cómo saber qué alimentos son buenos para mi propio organismo?. Por lo anterior, consideramos que el proyecto de ley de mejorar el etiquetado en los alimentos es un inicio en la simplificación de la información, pero  no se debería quedar en una intención de divulgación sino que debería proyectar un compromiso hacia un mejoramiento de la transmisión de conocimiento.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO