La convergencia de la innovación y el liderazgo

23 de octubre del 2013

Por:    Francisco Manrique Ruiz Presidente Soluciones en Inversiones y Connect Bogotá-Región He tenido la oportunidad de viajar por diferentes regiones del mundo en los últimos cuatro años, aprendiendo y entendiendo cómo han logrado ser exitosas y reconocidas por su capacidad de innovación. Singapur, Israel, Bilbao, Barcelona, Pittsburg, Austin, San Diego, Silicon Valey representan hoy los […]

Por:    Francisco Manrique Ruiz

Presidente Soluciones en Inversiones y Connect Bogotá-Región

He tenido la oportunidad de viajar por diferentes regiones del mundo en los últimos cuatro años, aprendiendo y entendiendo cómo han logrado ser exitosas y reconocidas por su capacidad de innovación.

Singapur, Israel, Bilbao, Barcelona, Pittsburg, Austin, San Diego, Silicon Valey representan hoy los mejores ejemplos de estos casos a nivel mundial.

¿Qué tienen en común todas ellas?. Muchas cosas independientemente de su geografía y cultura. Pero hay una que sobresale: su origen se debe al liderazgo de unos pocos que motivaron nuevas posibilidades, normalmente como consecuencia de una crisis, como es el caso de Israel, Bilbao, Pittsburg.

En el caso de Medellín, un grupo de empresarios y rectores, han promovido una serie de iniciativas contando con el liderazgo político y la continuidad de visión. Hoy van por el camino correcto y por esa razón son referencia y tienen el reconocimiento internacional.

Se necesita el liderazgo cuando se pretende cambiar la mirada sobre cuáles deben de ser las bases de nuestro desarrollo en Colombia, porque significa que hay que adaptarse a nuevos retos, cuestionar nuestros valores y adoptar nuevos comportamientos.

Es necesario desarrollar una cultura que fomente a los emprendedores a arriesgar, a los investigadores a orientar sus esfuerzos para solucionar problemas de la sociedad y de las empresas, a los empresarios tradicionales a abrazar la innovación y el uso de la creatividad para prosperar, a los funcionarios estatales a aceptar que la creación de riqueza no es incompatible con la equidad. Y lo más importante: tener una cultura de colaboración.

De hecho, se necesita mucha creatividad e innovación, para encontrar soluciones nuevas, a los problemas que hoy se nos presentan de inequidad en nuestra sociedad. Para todo esto, se necesita la visión y el ejercicio del liderazgo de muchas personas, que se atrevan a arriesgarse,  para hacer la diferencia.

El problema es que muchas personas prefieren mirar los toros desde la barrera. Se critica todo, se descalifica con facilidad, pero no es fácil encontrar en nuestro medio, a las personas que deciden hacer la diferencia y actuar para cambiar su realidad.

En ese sentido, me atrevo a firmar que el Foro de Presidentes en sus orígenes, y durante la década de los noventa, fue un extraordinario ejemplo de innovación en liderazgo empresarial. Iniciativas, como esta, se necesitan multiplicar en todo el país, si queremos convertir la innovación en el motor del desarrollo de nuestro país. Por esta razón, innovación y liderazgo, son dos palabras que van de la mano para acelerar la transformación de la sociedad colombiana.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO