Los compadres de Bravo

28 de enero del 2013

“Contrátame que yo te contrataré” parece ser la máxima de Diego Bravo, gerente de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAAB). No sabemos si la aplica con frecuencia. Pero es demostrado que lo hace con sus amigos Jorge Pino Ricci y Helman Eliecer Martínez Soto, quienes ahora son sus asesores estrella.

Helman Martínez Soto ocupó por varios años la Secretaría General de La Corporación Autónoma Regional del Canal del Dique, CARDIQUE, con sede en Cartagena. Precisamente cuando dicha Corporación estuvo bajo la dirección de Agustín Arturo Chávez Pérez destituido del cargo e inhabilitado por diez años para el ejercicio de cargos públicos por parte de la Procuraduría General de la Nación. Sanción derivada de irregularidades cometidas en procesos de contratación. Y es precisamente en ese periodo cuando veían con frecuencia en CARDIQUE a Diego Bravo y Pino Ricci. Ahora sabemos la razón. Bravo celebró con esta entidad el contrato de prestación de servicios 09 de 2009 por un valor de $91.650.000 y  Pino Ricci, el 033 del 2009, por igual cuantía.

Este compadrazgo goza de buena salud. Una vez el Alcalde Petro nombró a su gerente en la EAAB, esté se hizo asesorar de Pino Ricci y Martínez Soto. El primero fue contratado por 60 millones de pesos como asesor jurídico en asuntos de contratación y el segundo celebró dos contratos de asesoría por más de 110 millones de pesos para asuntos de derecho ambiental. Me dirán que abuso del gadejo. Que nada de malo tiene que Bravo se rodee de sus amigos para dirigir la entidad. Que ello es habitual en la administración pública colombiana. Que la gente gobierna con gente de su confianza. Y hasta Bravo ha dicho que mientras ellos no tengan una sanción penal o disciplinaria, pueden trabajar con él.

No creo que el alcalde Petro, caracterizado luchador contra la parapolítica y la corrupción, sepa la historia de estos contratistas de su gobierno. Y es bueno contársela. Pino Ricci, por ejemplo, ha sido mencionado en varias investigaciones periodísticas y judiciales como asesor jurídico del  grupo Nule. De él se dice que jugó un papel estelar en los cuestionados contratos de bienestarina que celebraron las empresas de los primos Nule con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) en el gobierno Uribe Vélez. Y que asesoró el proceso de cesión de los Nule a Conalvías del polémico contrato de Transmilenio de la Calle 26. Y Martínez Soto, junto con Agustín Arturo Chávez, estuvieron al frente de CARDIQUE entre 2005 y 2010, período en el que según el exjefe paramilitar Uber Enrique Bánquez Martínez, alías “Juancho Dique”, las Autodefensas apoyaban al Director e incidían en la entidad.

Justo es reconocer que no existe impedimento legal para que estas personas sean contratadas por el Distrito. Que no existe norma que prohíba a Bravo trabajar con sus compadres. Aunque deja un mal sabor que use su puesto para retribuir favores. Y peor aún, que deje mal parado a su jefe, el alcalde Petro, contratando personas cercanas a quienes con valentía enfrentó como Senador de la República.

@antoniosanguino

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.