Protagonistas de antivalores

25 de julio del 2012

Es normal que los televidentes que siguen un reality se pregunten si lo que aparece noche a noche en las pantallas corresponde a la espontaneidad de la vida cotidiana, o hace parte de un acuerdo entre los participantes y los directores del programa como estrategia para generar expectativa en el público y de paso lograr […]

Es normal que los televidentes que siguen un reality se pregunten si lo que aparece noche a noche en las pantallas corresponde a la espontaneidad de la vida cotidiana, o hace parte de un acuerdo entre los participantes y los directores del programa como estrategia para generar expectativa en el público y de paso lograr unos puntos de más en el rating.

Lo anterior lo digo porque me parece muy curioso que el Canal RCN, que es consciente del rechazo que puede generar en el país mostrar imágenes de escenas entre dos participantes de Protagonistas de Nuestra Tele, insultándose con palabras poco apropiadas para ser transmitidas a través de un medio de comunicación y de paso repartirse unos cuantos golpes, haya tomado la decisión no solo de rodar la producción, sino de hacerle publicidad en los diferentes horarios de la franja de televisión.

Para nadie es un secreto que los seres humanos nos caracterizamos por el gusto a recrearnos siendo testigos, no de los actos pacíficos o de reconciliación y de sana convivencia, sino más bien de todo lo contrario. Por esto uno de los papeles que debería cumplir un medio de comunicación es el de ser un complemento de la educación que se imparte en la familia, los colegios y universidades; pero al parecer en esto se impone la necesidad de ganar sintonía a cualquier precio, incluso si la estrategia que se utiliza para tal fin puede poner en entredicho la ética del mismo medio de comunicación.

Es por esto que me cuesta entender bajo que lógica el Canal RCN permite que una persona que ha demostrado padecer desequilibrios emocionales como Oscar Naranjo, permanezca en la casa estudio poniendo en riesgo la tranquilidad emocional de sus compañeros al provocarlos constantemente, hasta el punto en que logró llevar a la desesperación a una de las chicas al agredirla verbalmente, cosa por demás reprochable desde todo punto de vista, sobre todo si tenemos en cuenta que en estos momentos el país se encuentra muy sensible frente a la violencia contra la mujer, sea del tipo que sea, verbal o física.

Aquí caben muchas preguntas: ¿La actitud de este participante forma parte de un acuerdo con el Canal para ganar más rating o es real su manera de reaccionar ante lo que acontece en el día a día en la casa estudio? ¿Si de verdad la presencia de Andrea Serna el pasado domingo era para impartir justicia, porque la aplicó hacia un lado no más y no hacia los dos como debió ser? ¿Es acaso normal que una persona se presente a altas horas de la noche con cuchillo en mano y lo muestre a sus compañeros? ¿No es esto motivo de una dura sanción por tratarse de una especie de amenaza a la sana convivencia? ¿Cuáles son las razones para mantener a una persona que utiliza la victimización con el ánimo de llamar la atención y que de paso ha demostrado ser un peligro para la tranquilidad de los demás? Pero además, ¿por qué si el Canal conoce las implicaciones que le puede traer el hecho de mostrar estas imágenes, decide transmitirlas y lo que es peor, por qué las utiliza como gancho publicitario?

En una de mis opiniones anteriores dije que es lamentable que en Colombia se haya caído en la tendencia a mantener y aumentar un rating, no con base en realizaciones de producciones exigentes y ricas en contenido, sino mediante realetes que por costosos que resulten, no requieren del talento que exige un medio como la televisión, entre otras cosas porque no es difícil instalar una casa estudio, realizar “una convocatoria para escoger a los participantes”, y llevarlos a convivir unos cuantos meses y ver a que acontecimientos se les puede sacar provecho como gancho para llamar la atención de los televidentes.

Pero es aún más lamentable que este tipo de realizaciones para televisión en lugar de complementar los valores que con mucha dificultad se trata de inculcar en las familias, colegios y universidades en medio de una sociedad que parece preferir la anarquía, los medios de comunicación se dediquen a crear antivalores como parece ser el caso del Canal RCN con su reality Protagonistas de Nuestra Tele.

@sevillanojarami

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO