Simplemente pedir perdón

Simplemente pedir perdón

24 de septiembre del 2018

Yo no soy experto en política y aun menos en leyes. Soy un médico que observa lo que pasa en nuestro país y por desgracia (ocasionalmente) no me ruedan las cosas. A veces pienso que sería mejor hacerme el pendejo de vez en cuando y no sufrir por problemas que no puedo solucionar.

A veces pienso qué pasará hoy en Bolivia, por ejemplo, y ni me va ni me viene. Pero en las cosas de mi país, por mucha catarsis que hago para ignorar asuntos políticos, económicos, y de un sin numero de ordenes que no domino, me afectan, me hacen sufrir y alimentan esta columna.

Esta vez, no me deja sorprender el señor Petro. No puedo creer, en serio, que ese señor haya creído que con su talante podría dirigir el destino de Colombia. Todos en la vida nos hemos equivocado mil veces. Recuerdo a un viejo amigo que decía que había cometido todos los posibles errores que un humano puede cometer pero lo que nunca había cometido, era el pecado de negarlos y aun menos, de pedir disculpas.

Me cuesta mucho entender que un señor que quiso ser presidente, desconozca la ley del país que pensó gobernar y le busque el quite de forma permanente. Si yo escribiera aquí, por ejemplo y dejo la salvedad que es solo un ejemplo, que el señor Petro es un asesino que perteneció al M-19 y eso manchara su honra y me demandara por calumnia, injuria y todas esas cosas de los abogados y a la vez la Corte Suprema de Justicia de mi país que honro y respeto, me obligara a retractarme, pues hombre, simple, yo escribiría en esta misma columna que mi comentario era infundado y que no tengo pruebas para hacer dicha afirmación y que mas allá de lo que ordene la Corte, ofrezco mis disculpas por el comentario realizado. ¿Muy difícil? A mi parece re fácil.

La vanidad y el orgullo no pueden estar por encima de la ley.

Pero eso de dárselas del mas sagaz para burlar la ley y no acatar un fallo pues muestra el talante que lo hubiera gobernado, sin lugar a dudas, si hubiera llegado a gobernarnos.

¿No será que alguno de sus vitoreados cercanos tiene algo de cordura y le aconseja pensar distinto? Ya hubiera pasado la pagina. Hasta hubiera quedado bien, hubiera mostrado que mas allá de sus convicciones, era un ser respetuoso al 100 % del mandato jurídico colombiano. Como debe ser.

Necesitamos más líderes en Colombia, tenerlos en todas la especialidades. Necesitamos más líderes morales.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.