Perro lleva esperando tres meses a su dueño fallecido por coronavirus

Publicado por: daniela.cortes el Mié, 27/05/2020 - 09:55
Share
Todos los días un can de 7 años recorría el centro hospitalario de Wuhan con la esperanza de ver de nuevo a su amo.
Perro espera a su dueño en Wuhan

Un perro de Wuhan, China, protagoniza una conmovedora historia al esperar por más de tres meses afuera del hospital a su dueño que ingresó por presentar síntomas de coronavirus.

El hombre de 65 años, acudió al centro hospitalario de Wuhan Taiking y luego de un proceso de análisis fue internado porque determinaron que estaba contagiado de Covid-19. En medio del tratamiento, su perro de siete años decidió esperarlo en la puerta hasta que saliera.

Sin embargo, después de cinco días,  el dueño que pertenecía a un grupo de alto riesgo falleció. A pesar de esta situación, el can no comprendió lo sucedido y permaneció en la salida esperando el regreso de su amo.

Todos los días, esta fiel mascota paseaba alrededor del hospital en el que existe un pequeño supermercado. El 13 de abril, Wu Cuifen, dueña de la tienda, notó el comportamiento del cachorro y decidió hacerse cargo de él, así lo que lo nombró Xiobao que se traduce a pequeño tesoro.

De acuerdo con Wu, en entrevista a New York Post, “me dijeron que su dueño, un pensionista, fue admitido con el coronavirus. Luego falleció, pero Xiaobao no lo sabía y se quedó en el hospital buscándolo.Nunca salió del hospital. Fue increíblemente conmovedor y tan leal”.  

Y añadió que “cada mañana, cuando abría, Xiaobao estaba allí esperándome. Me despedía al final de cada día. Aunque no puede hablar, entendemos que definitivamente todavía está buscando a su dueño”, por esta razón acogió al can a su tienda.

A pesar de esta leal historia, el pasado 20 de mayo, cuando el hospital se llenó de pacientes regulares, llegaron quejas sobre el perro que deambulaba por los pasillos por lo que  Asociación de Protección de Pequeños Animales tuvo que intervenir y adoptaron a Xiobao.

Algunas personas en redes sociales titulan este tierno suceso como el ‘Hachiko Chino’ porque reitera la lealtad que un perro deposita en su dueño sin importar las circunstancias.