El Magdalena Medio le apuesta a la conservación y restauración ambiental

Publicado por: lizeth.piza el Jue, 08/04/2021 - 15:55
Share
Una iniciativa de O2 Reserve ha generado una protección al medio ambiente junto con el interés de la ciudadanía. KienyKe habló con la organización sobre su proceso.
Conservación y restauración ambiental
Créditos:
O2 Reserve

Al pensar en cuidar al planeta y generar modelos económicos sostenibles que ayuden al medio ambiente, es difícil encontrar las opciones. Incluso así, hay impulsos a lo largo del mundo que trabajan en estas soluciones y Colombia tiene uno muy reciente. 

Es importante aclarar que Colombia es uno de los países más biodiversos del mundo y por ello organizaciones ambientales y activistas luchan por proteger la flora y fauna del país. Una de esas organizaciones encontró la manera de realizar un plan de acción circular que permitiría cuidar al medio ambiente mientras las empresas privadas y la ciudadanía tienen beneficio de ello. 

En el país existe un modelo que permite gravar la tierra como Reserva Natural de la Sociedad Civil. Con esa reglamentación, un grupo de ambientalistas formó una organización que trabaja en la preservación de una reserva en el Magdalena Medio, en Rionegro, Antioquia. 

Kienyke.com habló con Susana Ortiz, quien explicó mucho mejor cómo funciona el modelo y qué beneficios tiene para el Corredor del Jaguar. 

¿Cómo funciona el modelo sostenible?

En Colombia, la conservación privada, es una herramienta para ayudar a la preservación de los bosques existentes y muchos predios pueden ser susceptibles de ser Reservas Naturales de la Sociedad Civil como mecanismo para formalizar este cuidado. 

“Haz de cuenta que tienes una finca y ahí tienes unos árboles en pie y no sabes qué hacer con ellos. – Explica Susana Ortiz para hacer más claro este modelo circular –. Tú puedes obtener beneficios volviéndola reserva de la sociedad civil”. En muchos casos, tener una reserva tiene unos beneficios tributarios al volver exento al propietario de un porcentaje muy alto del predial.

Esto le ha permitido al Magdalena Medio preservar zonas que serían indispensables para la biodiversidad colombiana. Desde antes, el territorio ha sido afectado por la ganadería, la minería y los monocultivos. 

Con la estrategia se ha logrado establecer diferentes estrategias comerciales y de comunicación con el sector público y privado. Incluso muchos se han acercado para hacer parte de este modelo. “Se acercan empresas que están interesadas en realizar procesos de conservación y la comunidad está súper ansiosa porque ven que está funcionando”, dijo Ortiz.  

A pesar de que parece que la solución es un cambio masivo. Susana recuerda que desde la cotidianidad se puede ayudar al medio ambiente. “Nosotros tenemos empresas que con arándanos están conservando, tenemos que compensar con los apartamentos construidos”, dijo Susana por poner algunos ejemplos. “Las proporciones son de la manera en la que uno quiera colaborar y que sean rentables”.