Basuras Cero: una oportunidad para el medio ambiente y las finanzas

Publicado por: lizeth.piza el Mar, 30/03/2021 - 13:18
Share
El modelo de 'Basuras Cero' podría ayudar a que varias compañías ayuden al medio ambiente y tengan beneficios financieros con la transición a este sistema.
Basura Cero
Créditos:
Wikimedia Commons

En la búsqueda de soluciones para ayudar al medio ambiente el manejo de los residuos se ha vuelto una prioridad. Por eso mismo, el 'Sistema de Basura Cero', un modelo de economía circular, podría ser la solución para las compañías que buscan ser rentables, sostenibles y competitivas.

La economía circular aboga por la reutilización y aprovechamiento de la mayor parte de los materiales de un producto. Para ello es necesario la utilización de componentes biodegradables para que puedan volver a la naturaleza sin causar daños medioambientales al agotar su vida útil.

Una de las empresas que certifica este modelo es Atica, que maneja el tratamiento de aguas y transformación de aceites. El CEO de la organización, Diego Guzmán, asegura que toda compañía del país debería aventurarse a este modelo.

‘Basura Cero’ es una herramienta mediante la cual se evalúan los modelos de economía circular y ecología industrial para ayudar a las empresas en la creación e implementación de estrategias de reducción, reutilización, aprovechamiento y valorización de los residuos sólidos con las que puedan obtener una clasificación y certificación.

Cuando una empresa logra la certificación de este sistema ecológico, “se hacen más competitivas por el cumplimiento de las normas ambientales”, afirmó Guzmán. De esta forma, el modelo se convierte en una oportunidad de innovación para las empresas y una solución en la transformación de residuos para ayudar al medio ambiente.

El proceso para lograr esta certificación consiste en un proceso de evaluación y calificación. Las empresas deben cumplir con unos parámetros y criterios establecidos por el sistema Basura Cero o Zero Waste.

También se evalúa la Gestión Integral de Residuos Sólidos (GIRS) para entender todo el proceso desde la clasificación, almacenamiento, recolección y transporte hasta la disposición final del material. De esa forma las empresas pueden tener una evaluación y auditoría que les facilite mejorar y ser más eficaces en el proceso de obtención de la certificación basura cero.

Según Guzmán, con la implementación de un sistema de Basura Cero, “las organizaciones pueden reducir en un 90% los residuos dirigidos a rellenos sanitarios; en un 7% los residuos peligrosos; entre un 25% y 54% el material ordinario”. Así mismo, se pueden reutilizar aceites industriales, estibas, bolsas plásticas y empaques.

Con respecto a la economía interna de la empresa, el sistema también tiene ciertos beneficios como la obtención de tasas de interés más bajas en el sector financiero, mejoramiento en la puntuación de posicionamiento de los rankings de sostenibilidad y la identificación de nuevas cadenas de valor para subproductos, residuos postindustriales y posconsumo.