Eduardo Ulloa dimite tras escándalo de abusos en albergues infantiles

Publicado por: daniel.guerrero el Jue, 25/02/2021 - 08:48
Share
Tras la renuncia del procurador Eduardo Ulloa, se desató una discusión de gran calibre entre quienes cuestionan su salida.
Eduardo Ulloa renunció a la Procuraduría de Panamá
Créditos:
Twitter @PGN_PANAMA

El Ministerio Público de Panamá informó el miércoles que el procurador general, Eduardo Ulloa, presentó su renuncia irrevocable al cargo, en medio del escándalo de abusos cometidos en albergues infantiles del país.

"El procurador general de la Nación, Eduardo Ulloa Miranda, hace de conocimiento a la ciudadanía que ha presentado su renuncia al cargo a partir del próximo lunes, 1 de marzo de 2021, a satisfacción de haber cumplido con el trabajo encomendado por la Constitución y la Ley", confirmó el Ministerio en un comunicado.

Ulloa presentó su renuncia en carta al presidente Laurentino "Nito" Cortizo, apenas una semana después de recibir de un equipo parlamentario un informe que documentaba los recurrentes abusos de menores de edad en albergues infantiles y centros de acogida.

"Damos un paso a un lado, no para eludir una obligación, si no con la esperanza de que esta decisión tenga en la nación panameña el efecto necesario para que todos trabajemos en pro de un mejor país", afirmó Ulloa en un video compartido por el Ministerio Público.

Ulloa sustituyó en enero de 2020 a Kenia Porcell, forzada a dimitir en noviembre del año anterior por el escándalo conocido como "Varelaleaks", relacionado con el espionaje de mensajes telefónicos privados del expresidente Juan Carlos Varela (2014-2019).

Eduardo Ulloa se comprometió con el caso de los albergues pero dimitió a los días

El jueves pasado, Ulloa aseguró que desde su dirección en la Procuraduría se iban a exigir responsabilidades, no solo por cometer abusos sino por omitirlos. Sin embargo, sorprende que apenas unos días después decidiera dar un paso al costado.

Por su parte, la diputada Zulay Rodríguez reveló que religiosos embarazaron a niñas de estos centros infantiles y, posteriormente, les obligaron a abortar. Además, señaló que el maltrato físico, psicológico y sexual del que fueron víctimas los menores de al menos 14 albergues (que están siendo investigados), eran cometidos por los internos y el personal a cargo.