Estamos Listas, el poder feminista que quiere llegar al Congreso

13 Enero 2022, 07:38 AM
Share
Creado Por
Agencia Sputnik
Este partido político en las elecciones de 2022 espera llegar al Congreso de la República con las banderas del feminismo.
Créditos:
Wikimedia - Estamos Listas

En noviembre de 2017, un grupo de 40 mujeres se reunió para conformar lo que años después se convertiría en el primer partido político feminista de Colombia. En las elecciones de 2022 esperan llegar al Congreso de la República con las banderas del feminismo, la defensa de la vida y de la naturaleza.

Las elecciones al Congreso en Colombia, que se realizarán el próximo 13 de marzo, tendrán un nuevo e histórico elemento: en ellas participará Estamos Listas, el primer partido feminista del país, que buscará llegar esa esfera del poder público a través de una lista de aspirantes conformada por 11 mujeres y cinco hombres.

La buena noticia llegó el primero de enero de 2022, cuando la Registraduría de Colombia, organismo electoral de ese país, anunció la validación de las firmas necesarias para que el movimiento pudiera inscribir su lista al Senado de la República. Fueron 76.005 de 94.209 las que tuvieron el visto bueno de la entidad y, de esa manera, Estamos Listas obtuvo la facultad de aspirar legalmente al Congreso.

En un país donde la paridad de género en la política aún no se materializa —a pesar de que en 2020 el Congreso la aprobó en el nuevo Código Electoral— y en el que las mujeres están a la cabeza de menos del 50% de las grandes entidades del Estado, la llegada al escenario de un movimiento femenino rompe el esquema de una política electoral manejada por los hombres.

Mujeres en el poder

Después de que ganara el No en el plebiscito por la paz, en octubre de 2016, en el que se buscaba refrenar el acuerdo que habían logrado el Estado colombiano y las FARC, un grupo de mujeres empezó a sentar las bases de lo que tres años después se convertiría en el primer partido político feminista de Colombia.

Fue un año de diálogos que terminó en una primera reunión, el 17 de noviembre de 2017, a la que asistieron 40 mujeres. "Empezamos a conformar un círculo de confianza y comenzamos a ver la forma de participar en las elecciones al Concejo de Medellín. Nos postulamos 36 mujeres que conformamos una lista cerrada en la que yo quedé de principal y por eso hoy soy concejala de Medellín", cuenta a Sputnik Dora Saldarriaga Grisales, vocera de Estamos Listas y quien en las elecciones regionales de 2019 se promulgó como la primera representante del movimiento en ganar un lugar en un espacio de poder.

Es precisamente en Medellín, ciudad del noroccidente de Colombia, donde se han establecido los cimientos para que Estamos Listas tenga una proyección nacional.

"Lo que hemos hecho en Medellín es implementar otra forma de hacer política. Desde el concejo hemos puesto en agenda debates ciudadanos importantes que, además, tocan a otras poblaciones porque ser feminista no significa que tengamos la mirada solo en las mujeres y en acciones afirmativas para ellas, sino con otras minorías sociales", comenta Saldarriaga Grisales.

Es así como desde su escaño en el Concejo de Medellín ha tenido incidencia en proyectos de acuerdo —actos jurídicos que emiten en Colombia los concejos municipales— que pretenden reducir las brechas entre mujeres y hombres. Uno de los más importantes es el que busca establecer en esa ciudad una cuota de género del 30% en el sector de la infraestructura y la construcción, como forma de reducir el desempleo en las mujeres.

"Los partidos tradicionales son ajenos, lejanos y de élites"

Una de las actuales protagonistas de Estamos Listas es Elizabeth Giraldo, quien encabeza la lista que las feministas presentaron al Senado. Para ella, el movimiento que hoy representa es una afirmación al deseo de miles de mujeres de ocupar los espacios de poder y tomar decisiones en Colombia.

"Ser la cabeza de lista es una responsabilidad que me llena de alegría. Nos lanzamos a la política porque estamos listas para hacerlo. Tenemos las capacidades, las perspectivas, el trabajo histórico, el país en la cabeza y podemos asumir esa responsabilidad", dice Giraldo en diálogo con Sputnik.

De esa manera, hace énfasis en que las integrantes del partido son conscientes de que su llegada a la política tiene, necesariamente, que representar el cambio en las prácticas políticas electorales que han hecho parte del país.

"A mí siempre me interesó la política y siempre hice un trabajo público, colectivo y en las calles, pero nunca intenté llegar a los partidos políticos porque tienen unas mecánicas que no son en las que yo creo. Esa sensación la tiene mucha gente en Colombia. Los partidos tradicionales son ajenos, lejanos, de élites, con privilegios", añade la actual candidata al Senado de Colombia.

Política y mujeres, una difícil realidad

Lo cierto es que las mujeres en Colombia tienen dificultades para acceder a los espacios de participación política o de poder, ya sea porque en ellos mandan los hombres o porque, desde la institucionalidad, no hay mecanismos que garanticen su llegada o su permanencia.

Si bien, a finales del 2020 fue aprobada la inclusión de la paridad en las listas al Congreso, en un nuevo Código Electoral, la aplicabilidad de la ley aún está en espera porque falta el aval de la Corte Constitucional, máximo garante de la Constitución Política de Colombia. Por esa razón, para estas nuevas elecciones, la paridad en las listas quedó a voluntad de los partidos políticos.

En esta ocasión, las mujeres son el 39,85% de las candidatas, un aumento del 4% respecto de las elecciones a Congreso de 2018. En Colombia, además, existe una cuota de género en dichas listas, que es del 30%. En la práctica los movimientos y partidos políticos terminan cumpliendo ese requisito, en muchas ocasiones, listando a mujeres en los últimos lugares, con lo cual no tienen opción de ser congresistas.

Se ha intentado combatir dicha desigualdad con las listas cremallera, listas cerradas que se conforman intercalando un hombre y una mujer sucesivamente. El enemigo de estas son los intereses de quienes tienen el poder de elegir quién las integra y la falta de democracia interna en los partidos.

"Hay imaginarios en Colombia y en el mundo sobre que las mujeres no tienen las capacidades para estar en los espacios políticos y de toma de decisiones. Esos imaginarios generan violencia política. También, las mujeres tienen como obstáculo las cargas del cuidad, lo que impiden que tengan una mayor disponibilidad para una actividad que implica estar 24/7 pendientes de los temas de las ciudades", manifiesta la concejala Saldarriaga.

Espacios políticos exclusivos para mujeres

Para la candidata Giraldo, hacer política en Colombia, en general, es excluyente porque es una actividad demasiado cara que logran hacer pocos grupos porque tienen el dinero. En ese sentido, desea que el Estado colombiano permita, por ejemplo, que exista la posibilidad de que haya listas conformadas exclusivamente por mujeres o personas de otras identidades de género.

La misma cuota de género que busca que el 30% de los lugares en las listas sean ocupados por mujeres también funciona de forma contraria. Esa es la razón principal por la que la lista presentada por Estamos Listas incluye a cinco hombres.

No obstante, tanto Saldarriaga como Giraldo aseguran que los hombres que hacen parte de su aspiración al Senado son personas de su entera confianza, que entienden que las mujeres deben tener espacios protagónicos que les permitan llegar al poder.

"Son aliados y consideran que el feminismo es un proyecto político para el país. Son cinco hombres en los que confiamos plenamente y que han sido aliados en el Concejo de Medellín. De hecho, están al final de la lista, lo que es un gesto político porque saben que, como hombres, han tenido los privilegios de estar encabezando las listas y que este es el momento de nosotras", anota Giraldo.

Estamos Listas también espera tener influencia en la elección presidencial de 2022 en Colombia y, aunque aún no han hecho oficial su apoyo a candidatos, en mayo de 2021 manifestaron su complacencia con la aspiración de la líder ambientalista Francia Márquezquien participará en una consulta con otros candidatos del denominado Pacto Histórico. Márquez podría ser la apuesta de Estamos Listas a la Casa de Nariño.

Por el momento, en Colombia empieza la campaña electoral y las mujeres organizadas han decidido no ser parte de la escenografía política ni estar detrás de bambalinas, sino ser el foco de las luces y la construcción de la política en ese país.

KienyKe Stories