Luis Fernando Velasco, precandidato, pero aún sin coalición

Publicado por: sebastian.alvira el Lun, 26/07/2021 - 10:11
Share
El senador Luis Fernando Velasco confirmó su aspiración a la Presidencia de Colombia y su interés en unir a las fuerzas del Pacto Histórico y la Coalición de la Esperanza.
Luis Fernando Velasco, precandidato, pero aún sin coalición

El senador Luis Fernando Velasco se une a la lista de precandidatos presidenciales para las elecciones de 2022. El pasado domingo 25 de julio, en la ciudad de Cali, realizó el un evento con público para hacer oficial esta decisión en su carrera política. Sin embargo, permanece en incógnita su determinación sobre a qué coalición se sumará. 

Sus diferencias con las directivas liberales, en especial con Cesar Gaviria, lo llevaron atender al llamado de las bases del partido para ser el precandidato que defienda las ideas que llevaron a esta colectividad a ser una de los más importantes del país. 

"Los liberales que nos reunimos en Cali no somos disidentes. Tal vez las disidencias del partido las encarna el oficialismo porque se ha alejado de las ideas de la colectividad", confesó Velasco a través de sus redes sociales tras el evento.

Velasco respondió al llamado y afirmó que recorrerá el país para construir de la mano de quienes piensan liberal una propuesta que pueda juntar a todos los sectores progresistas y socialdemócratas, para transformar a Colombia y que vuelvan las verdaderas ideas liberales a gobernar el país.

 

En este punto es clave mencionar que, miembros del Pacto Histórico como Gustavo Petro, Roy Barreras, Gustavo Bolívar Alexander López asistieron al evento y le dieron la bienvenida a Velasco en esa alianza que buscará la Presidencia en 2022. 

"Acompañamos a Luis Fernando Velasco en el lanzamiento de su campaña a la presidencia y su llegada al Pacto Histórico", dijo López. Sin embargo, el ahora precandidato presidencial no ha decidido si aterrizará en esa alianza o en la Coalición de la Esperanza, que también vio con buenos ojos su postulación. 

Velasco ha sido una de las voces que más veces ha convocado al diálogo entre los sectores alternativos, organizados en esas dos alianzas. Y en medio del evento volvió a apuntarle a una gran alianza, cosa que parece lejana por las constantes discusiones que mantiene la izquierda y la centro izquierda colombiana. 

"Le pido a los líderes de la Coalición de la Esperanza y le pido a los líderes del Pacto Histórico que hagamos el mayor esfuerzo por hacer un acuerdo político sin vetos y sin temores, definamos un programa para rescatar y restaurar no sólo moralmente al país sino económicamente, hagamos un pacto para reindustrializar al país, para volverle a dar sentido a la inversión agraria en nuestro país, para decirle a los inversores en turismo que aquí tienen una oportunidad en este país", expresó. 

Dicha unión no se haya sellado por las negativas que la alianza de Sergio Fajardo, Humberto De la Calle, Juan Manuel Galán, Jorge Robledo, Juan Fernando Cristo y el Partido Verde le ha dado a llegar a un acuerdo con el sector que domina Petro. 

 

El divorcio entre el petrismo y las mayorías de la Alianza Verde es cada vez más evidente. La novela que resultó siendo la elección de la Mesa Directiva del Senado los terminó de separar y un posible consenso parece estar muy lejos. Por lo que, el camino que posiblemente deberá tomar el senador Velasco es decidir en qué coalición se acoplan mejor sus ideas de cara a las elecciones. 

En el Pacto Histórico está clara la estrategia, sus precandidatos se medirán en marzo del próximo año en una consulta, quien saque más votos será el candidato presidencial y el segundo con mejor votación será la fórmula vicepresidencial. Por su parte, en la Coalición de la Esperanza están antiguos miembros del Partido Liberal como Galán, De la Calle y Cristo que podrían mover la balanza a su favor. 

Con respecto al aval, el senador dejó en claro que lo obtendrá de las bases y no de las directivas del Partido Liberal. "No vamos a ir a la sede de la Caracas a hacer el trámite de pedirle un aval a un hombre que es disidente de las ideas liberales. Ese aval lo vamos a pedir al pueblo liberal, no se lo vamos a pedir a las directivas. Quédense con la sede, con el bolígrafo con el que asustan. Nosotros nos quedamos con las ideas y la historia".