¿Cómo no aburrirse haciendo dieta?

Publicado por: felipe.lopez el Jue, 01/10/2020 - 14:30
Share
Muchas personas se aburren de la dieta y deciden no seguir, pero existen diferentes métodos para esforzarse y lograr la meta.
dieta

Cumplir con una dieta saludable, que refleje un buen estilo de vida, puede ser algo muy complejo de lograr, especialmente cuando no se tiene la costumbre y aún más difícil con todo lo que sucede al tiempo de cuarentena o de aislamiento, en los que las personas mantienen en casa y suelen caer en la tentación de alimentarse de una forma no muy sana. 

Susan Bowerman, directora Senior, Educación y Capacitación Mundial sobre la Nutrición, Herbalife Nutrition, explicó por qué las personas se podrían sentir aburridas al cumplir una dieta: “Por un lado, si cumples con el plan y obtienes resultados, podrías preocuparte de pensar que si comes algo más dejarás de avanzar. Y si comes lo mismo todos los días es más fácil, aunque suene muy aburrido... no tienes que planificar mucho porque sabes exactamente qué vas a comer en cada comida y refrigerio”.

Añadió: “En general, los alimentos y las comidas que consumes cuando estás controlando el peso son más o menos los mismos que comes cuando pasas al modo de mantenimiento. Si te sientes aburrido con la dieta ahora, es una apuesta segura que no podrás continuar alimentándose de esta manera en forma indefinida. Y antes de saberlo, volverás a los viejos hábitos y el peso volverá a subir”.

¿Cómo evitar aburrirse con la dieta?

La experta comentó que se puede experimentar un poco y probar diferentes combinaciones como nuevas frutas y verduras, ya que estas tienen menos calorías que los alimentos con proteínas o granos, además están llenas de nutrientes, “Si ya no toleras un plato de espinaca un día más, intenta con hojas verdes con mostaza especiada, kale o acelga. Por más que tu plan de comidas diga frutillas, eso no significa que no lo puedas cambiar por algo más exótico como kiwi para hacer un cambio”, explicó Bowerman.

También cambiar el orden de las comidas es una buena opción, si la persona no desea el refrigerio que tiene estipulado en la mañana lo puede cambiar a la tarde o puede que la cantidad del almuerzo sea más grande que el de la comida o viceversa, pues se puede cambiar el orden.

Algunas personas no se preocupan por una comida sabrosa y terminan comiendo cosas insípidas, como si la dieta fuera ‘un castigo y no un placer’, por lo que expertos aseguran que se pueden usar aderezos como: especias, hierbas, jugos de cítricos y ajo, cebolla o un toque de vino o vinagre.

Igualmente, se pueden usar condimentos como salsas, mostaza, salsa para carnes o salsa de soja, pero no muy seguido y en pocas cantidades porque estos contienen gran cantidad de sodio.

“El gusto de la espinaca fresca al vapor es rico pero es mucho mejor si agregas un poco de cebolla colorada o un toque de vinagre balsámico”, afirmó la directora Senior.

Otro factor importante es transformar las recetas con alimentos favoritos y encontrar un restaurante que se ajuste a la dieta establecida para poder cambiar de ambiente y evitar la monotonía de estar encerrado en la casa.

“Ciertas cocinas como la asiática y la mediterránea funcionan, por ejemplo, tienden a ofrecer verduras y proteínas magras que ayudan con la dieta, así que sería un buen lugar para comenzar. Y aprovecha la información nutricional online. Muchos restaurantes tienen la cantidad de calorías de las comidas que pueden ser de gran ayuda para planificar de antemano lo que van a pedir”, comentó Susan Bowerman.

Siga a KIENYKE en Google News