Recomendaciones para cuidar la higiene íntima

Publicado por: daniela.cortes el Sáb, 30/05/2020 - 15:33
Share
“Se ha demostrado que no se necesitan demasiados productos comerciales para tener una zona íntima limpia”, enfatizó Andrés Daste, Ginecoobstetra de la Clínica del Country.
Higiene femenina

Así como existen hábitos para cuidar del rostro o de la piel, es importante reconocer que prácticas son beneficiosas a la hora de limpiar la zona íntima.

Kienyke.com consultó a Andrés Daste, Ginecoobstetra de la Clínica del Country para determinar qué se debe tener en cuenta para mantener la higiene en esta parte del cuerpo.

“Siempre ha existido el mito de como limpiar la vagina. En la literatura se encuentran reportes de estudios sobre jabones, duchas, baños de asiento, etc. sin embargo, se ha demostrado que no se necesitan demasiados productos comerciales para tener una zona íntima limpia, explicó Daste. 

En este sentido, la recomendación es hacer el baño con agua en forma regular, aseo posterior a relaciones sexuales, el uso de ropa interior limpia y adecuados hábitos de limpieza después de hacer deposición.

“El ejercicio, que si bien es indispensable para una salud adecuada, también puede afectar la zona genital, la lycra, las sillas de bicicleta, etc. podrían alterar la temperatura de la misma; por lo tanto, se recomienda un buen aseo posterior al ejercicio al igual que se hace con cualquier otra parte del cuerpo”, precisó el experto.

Por su parte, el uso de métodos anticonceptivos de barrera previenen las enfermedades de transmisión sexual y además favorecen la salud vaginal. En caso de utilizar  juguetes sexuales es muy importante mantener el aseo de los mismos una vez se usan, un jabón neutro y agua tibia deberían ser suficientes y no compartir su uso.

¿Qué se debe tener en cuenta al momento de depilar esta zona?

De acuerdo con el ginecoobstetra, no existe evidencia suficiente para sugerir o rechazar la depilación genital parcial o completa, el único beneficio médico que se encontró es la disminución de la aparición de casos de pediculosis genital.

“Un estudio de revisión de casos en Estados Unidos, evidenció que la mayoría de los efectos colaterales de esta práctica se deben a descuidos en la técnica utilizada”. Para las mujeres que decidan hacerlo, aconsejó:

  • Aseo previo de la zona íntima con agua para que sea más fácil depilar, no es necesario ningún tipo de jabón especial pero si humedecer y limpiar previamente.
  • Utilizar elementos de corte limpios. 
  • No compartir cuchillas de afeitar preferiblemente desechables.
  • Buscar ayuda de una persona experta especialmente en las zonas que son difíciles de delimitar o de ver con el fin de evitar cortes accidentales.
  • Si van a hacer depilación completa con cuchilla hacerlo en la dirección del pelo y no en contra.
  • Si deciden hacerlo con cera, se debe tener en cuenta que los vellos deben estar cortos entre 1.5 mm y 0.5 cm, calentar la cera previamente con la precaución de que no sea tanto como para quemar ni poco para no poder depilar, después de aplicarla esperar que este secando y retirar en contra de la dirección del vello.
  • Posterior a la depilación asear la zona íntima y aplicar algún tipo de crema hidratante.

Productos que podrían afectar la salud vaginal  

“El uso de duchas vaginales, toallas de olor, perfumes, etc. pueden cambiar la microflora vaginal y predisponer a infecciones”, explicó Daste.

Por otro lado, los materiales como la seda o el nylon tienden a aumentar la temperatura vaginal cuando se usan en forma rutinaria, dicho esto es provechoso usar ropa interior con algodón para no alterar a la misma. “Esto no quiere decir que en ningún momento se pueda usar otro tipo de material, pero de rutina es mejor utilizar algodón”, puntualizó el experto a Kienyke.com.