La importancia de un buen estado físico para rendir en el sexo

Publicado por: felipe.lopez el Jue, 25/06/2020 - 14:45
Share
Para convertirse en el mejor amante, debe tener en cuenta que debe contar con un buen estado físico primero.
estado físico
Créditos:
javi_indy

Para ser un buen amante no solamente es necesario tener las ganas, también es recomendable tener buen estado físico, y para lograr eso debe incorporar el deporte como hábito saludable.

El sexo y el ejercicio van de la mano, “La actividad física dilata los vasos sanguíneos, produciendo una mayor sensibilidad del clítoris y facilitando las erecciones”, recomienda Lara Ferreiro, sexóloga y colaboradora del portal web Ashley Madison.

De acuerdo a un estudio publicado en el Journal of Sexual Medicine, quienes realicen 20 minutos de actividad física verán como sus niveles de testosterona aumentan, algo que se verá reflejado en su deseo.

“El mejor momento para aprovechar sus beneficios llega cuando han pasado entre quince y 60 minutos después del entreno. En ese intervalo se incrementan los niveles de dopamina y la sangre fluye a mayor ritmo, lo que ayuda a alcanzar el orgasmo más fácil y rápido de lo habitual”, explica la experta.

El deporte sube la libido, pero hay ciertas disciplinas específicas que mejorar el rendimiento sexual y potencian su creatividad en la intimidad.

Si quiere tener ideas de cómo lograr esos dos elementos, el fitboxing es una opción, dos sesiones semanales de 47 minutos bastan para ponerse en forma y aumentar el rendimiento sexual. Esta disciplina mezcla boxeo sin contacto con entrenamiento funcional, hay un monitor que marca las coreografías al ritmo de la música y los sacos muestran las puntuaciones, buen incentivo.

“Trabajamos la resistencia, la fuerza, el equilibrio, la coordinación y todos los grupos musculares. También incluimos estiramientos que tonifican y perfeccionan la elasticidad”, dice Jessica Cárdenas, médica experta. “Te olvidas del estrés y te sientes sana, libre, segura de ti misma, fuerte y con mucha más resistencia. Todo esto beneficia las relaciones de pareja”.

El bungee es otra opción interesante, “Fortalece el core y activa el abdomen, las lumbares y el suelo pélvico, muy importantes para la actividad sexual”, menciona Liza Bulnes, instructora de ejercicios. “Las coreografías trabajan la coordinación y los movimientos ondulatorios de cadera constantes, un ritmo perfecto para conseguir el ‘timing’ y alcanzar orgasmos explosivos

Por supuesto es imposible dejar el pole dance de lado, esta actividad le mantiene en una increíble condición física, además le desinhibe, exponiendo su erotismo a flor de piel. “Lo mejor es que aumenta la autoestima”, apunta Lent Gutiérrez, instructor de pole dance.

“Aprendes a moverte con más elegancia, a caminar con tacones, te acostumbras a utilizar ropa sexy... ¡Se dispara la sensualidad y aumenta el deseo! Por no hablar de lo mucho que mejora la fuerza y se incrementa la flexibilidad, permitiéndote acceder a muchas más posturas y disfrutar de experiencias más intensas y placenteras”, agrega.

El climbing puede ser una alternativa interesante, en la escalada se necesita destreza, fuerza física y concentración mental.

“Favorece el tono muscular y la flexibilidad de las articulaciones, especialmente de la cadera”, dice la experta en entrenamiento Loli García Bouza en entrevista con Cosmopolitan. “Mejora la resistencia física y fomenta la atención plena, la toma rápida de decisiones y la gestión de riesgo, cualidades que extrapoladas a la vida íntima pueden resultar maravillosas”.