El museo de los videojuegos

Publicado por: admin el Mar, 11/10/2011 - 05:36
Share
Atari, Nintendo, Pong, PlayStation. De acuerdo a la edad que se tenga, cada cual se identifica con un juego en particular. Desde Pac-Man hasta Gran Theft Auto, los vide

Atari, Nintendo, Pong, PlayStation. De acuerdo a la edad que se tenga, cada cual se identifica con un juego en particular. Desde Pac-Man hasta Gran Theft Auto, los videojuegos han ocupado un lugar importante en varias generaciones que pasaron su juventud en las salas de maquinitas o que ahora pasan horas frente al televisor. Andreas Lange, un alemán de 46 años, luchó por conseguir un espacio especial para lo que siempre fue su pasión: los videojuegos.

Desde 1997 en la ciudad de Berlín se encuentra el Museo de Videojuego, un lugar comprometido con la preservación y la colección de la cultura digital interactiva. Con más de 30 proyectos desde su apertura, los objetos exhibidos en sus colecciones han sido típicos de su tiempo o han demostrado tener importancia artística, científica o educativa. Entre estos se cuentan desde dispositivos para almacenamiento de datos hasta revistas, películas, literatura, material de audio y video, todo convertido en archivos digitales.

Durante los últimos cinco años más de 470.000 personas han asistido a las exposiciones temporales que se llevan a cabo en el museo. Una de las colecciones de software y hardware de entretenimiento más grandes de Europa, más de 16.000 títulos de juegos, máquinas, consolas y computadores antiguos, más de 10.000 revistas con temas como producción y marketing de juegos, tecnología informática y publicaciones académicas hacen parte de los objetos y documentos que guarda el museo.

El Museo del videojuego hace parte del Consejo Internacional de Museos, una institución no gubernamental que busca la conservación y la difusión del patrimonio cultural de la humanidad. Conforme a esto la red alemana de competencias, las bibliotecas nacionales de Alemania, Francia y Holanda, y el Computerspielemuseum (Museo del Videojuego) han desarrollado estrategias en conjunto para el almacenamiento de recursos digitales y han participado en proyectos que incentivan la preservación de los artefactos digitales.

El museo se preocupa por proporcionar las mejores condiciones a los objetos, manteniéndolos seguros de robos, vandalismo y exposiciones climáticas que puedan deteriorar su funcionamiento y poner en peligro su subsistencia a largo plazo.

RaveSnake es la última exposición que se encuentra preparando el museo. Basada en la serpiente de los clásicos videojuegos de los 80, este tipo de exhibiciones especiales se centran en temas relacionados con la historia de los juegos y los últimos avances en esta cultura de entretenimiento. No es solo una invitación a las salas de exposición sino a divertirse con el propio museo, pues en las noches las ventanas se convierten en superficies de juego para todos sus visitantes.

Con sólo 9 euros los amantes de este mundo pueden disfrutar de miércoles a lunes todas las curiosidades, reliquias y avances que trae la cultura digital interactiva. Este espacio, destinado especialmente para este tipo de herramientas, demuestra la importancia que han tenido los videojuegos en los últimos 50 años.