Los principales mitos sobre la donación de sangre

16 Junio 2022, 04:45 PM
Share
Conozca de la mano de un experto, algunos de los principales mitos alrededor de la donación de sangre.

Donar sangre es un acto que ayuda a salvar vidas. Por ello, anualmente, en junio se conmemora el Día Mundial del Donante de Sangre, una fecha establecida por la Organización Mundial de la Salud, OMS, con el objetivo de generar conciencia acerca de la importancia de donar sangre y conmemorar a las personas que voluntariamente deciden contribuir con la disponibilidad de este preciado tejido líquido, para apoyar a quienes lo requieren en la recuperación de su salud.

Precisamente, en 2021, únicamente desde el Banco de Sangre de Clínica Colsanitas, se llegó a un total de 16.016 donantes voluntarios, lo que representó un aumento del 24% en comparación con el año 2020. La decisión de donar sangre por parte de estas personas permitió realizar la transfusión de 34.531 componentes sanguíneos en Bogotá y beneficiar a más de 7.791 receptores a nivel nacional.

“Donar sangre es un acto digno de admirar, pues, de la donación de una sola persona, la sangre se puede separar por glóbulos rojos, plaquetas y plasma. Esto implica que cada componente se utiliza individualmente, de acuerdo con la condición clínica del paciente, lo que permite impactar a más personas. Debemos continuar fortaleciendo la cultura de la donación de sangre para contar con los suficientes elementos que aseguren que podemos ayudar a quien lo necesite”, menciona el doctor José Arnulfo Pérez, director médico del Banco de sangre de Clínica Colsanitas.

Es importante tener en cuenta que cualquier persona entre los 18 y 65 años, que esté bien de salud, puede donar sangre. De hecho, personas con enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión e hipotiroidismo, también pueden donar si están controlados. Sin embargo, existen varios mitos alrededor del procedimiento, por lo que es necesario hacer pedagogía del tema para que cada vez más personas se animen a donar.

Precisamente, con apoyo del doctor Pérez, a continuación, se desmienten algunos de los mitos más usuales.

  1. La donación de sangre es muy dolorosa. Falso. Esta es una de las principales razones por las que las personas no donan sangre, ya que sienten miedo o estrés. Sin embargo, el único dolor que se podría sentir es el del pinchazo con la aguja y esta molestia dura, únicamente, alrededor de tres segundos. El tiempo que se requiere para llenar una bolsa de sangre, que puede llevar hasta diez minutos, no implica dolor alguno.

  2. Donar sangre engorda. Falso. La donación no provoca cambios en el peso. El donante puede seguir consumiendo sus alimentos en la cantidad y calidad que lo hacía antes del procedimiento. Eso sí, después de que se extrae la sangre, se le entrega un refrigerio para reponer su gasto energético.

  3. Donar sangre genera anemia. Falso. La hemoglobina es analizada previamente con una prueba de tamizaje para garantizar que los niveles son normales. Por lo tanto, si se encuentran bajos, no se somete al donante a la extracción de sangre.

  4. Los materiales con los que se extrae la sangre son usados en varias personas. Falso. Para cada donación se utiliza material nuevo, estéril, descartable y de uso único. Asimismo, los funcionarios del Banco de Sangre aplican medidas de bioseguridad para que no exista riesgo de contaminación.

  5. Las personas con tatuajes o con el periodo menstrual no pueden donar sangre. Falso. Después de un año de realizado el tatuaje se puede donar sangre, sin embargo, durante la entrevista se verifican las condiciones de bioseguridad. Para el caso de las mujeres que estén menstruando, pueden donar sin problema, siempre y cuando su hemoglobina sea normal.

  6. Las personas con diabetes o hipertensión no pueden donar sangre. Falso. Quienes padecen estas enfermedades sí pueden donar, siempre y cuando estén controladas y cumpliendo con su medicación. La única recomendación es que deben haber tenido la misma medicación en las últimas 4 semanas y no deben presentar síntomas de descompensación.

  7. "Si me dio hepatitis ya no puedo donar sangre". Parcialmente falso. Pueden considerarse candidatos para la donación las personas que tuvieron hepatitis A. Sin embargo, aquellos diagnosticados o con antecedentes de hepatitis B o C, no pueden donar porque los anticuerpos contra el virus quedan presentes por lo tanto estos donantes quedan diferidos permanentemente.

KienyKe Stories