La ‘rabieta’ de Chile frente a Argentina en Copa América

Publicado por: juan.leon el Jue, 24/06/2021 - 17:30
Share
En la Copa América 1942 Chile y Argentina disputaban su partido, pero un fallo arbitral generó una reacción poco común de la ‘roja’.
Copa América 1942
Créditos:
auf.org.uy

La Copa América de 1942 dejó un hecho que pasaría a la historia por el descontento del conjunto de Chile. Cuando se jugaba la quinta jornada del entonces Campeonato Sudamericano de Selecciones, la ‘roja’ se enfrentó con Argentina en el Estadio Centenario de Montevideo.

Faltaba poco para que el certamen llegara a su fin con la definición en la tabla de clasificación y ambos conjuntos buscaban sumar unidades para poder escalar hacia el liderato y, de esta forma, detener a la inminente victoria del local: Uruguay.

Así las cosas, el 31 de enero de 1942 se dio la cita entre los dos seleccionados, mientras que cerca de 15.000 espectadores estaban listos para vivir el encuentro desde las tribunas del escenario deportivo.

La terna arbitral estaba comandada por el juez central Enrique Cuenca, nacido en Perú, quien no se imaginaba lo que tendría que presenciar ese día. Comenzó a rodar el esférico en territorio ‘charrúa’ y, con el paso de los minutos, la Selección Chilena se empezó a sentir incómoda con las decisiones del colegiado.

Copa América 1942

Las quejas por parte de los jugadores de la ‘roja’ eran constantes por presuntas injusticias cometidas por Cuenca. Sin embargo, la acción que desató la furia total de los futbolistas ‘mapuches’ ocurrió sobre el 43’ de juego.

Una pena máxima a favor de Chile fue la resolución del árbitro a priori, cometida por el zaguero central de Argentina, José Salomón; pero, luego de haber señalado la jugada decidió invalidarla y cobrar un tiro libre fuera del área.

El dictamen del juez fue insólito para la nómina de la ‘roja’, la cual estaba harta de los fallos arbitrales perpetrados por Enrique Cuenca aquel día. Los jugadores, como era de esperarse, emprendieron sus protestas en contra del colegiado exigiéndole que corrigiera sus decisiones, aunque el peruano se limitaba a afirmar que “mientras no ponga la pelota en el piso, no van a saber qué voy a cobrar”, de acuerdo con algunos medios.

Luego de varios minutos de discusiones, uno de los miembros de la Federación Chilena ingresó al terreno de juego y obligó a los futbolistas ‘mapuches’ a salir de la cancha y dirigirse hacia los vestuarios.

A pesar de que la Selección Argentina se quedó esperando por un posible regreso de la escuadra dirigida por el húngaro Francisco Platko, finalmente los tres puntos se los otorgaría la Conmebol al conjunto ‘gaucho’ ante la ausencia de Chile.

Algo similar había ocurrido en la Copa América de 1922, cuando el equipo de Uruguay se retiró de manera definitiva del Campeonato Sudamericano, debido a la actuación del árbitro brasileño Pedro Santos en su encuentro contra Paraguay.

Sin embargo, a diferencia de los ‘charrúas’, la Selección Chilena continuó disputando las demás fechas del certamen, para culminar ubicado en la quinta posición de la tabla con 4 puntos en 6 partidos jugados.