Casa por cárcel a policías implicados en incendio de CAI en Soacha

Publicado por: luis.cuellar el Sáb, 20/02/2021 - 08:09
Share
Un juez de la República negó la solicitud realizada por la Fiscalía, en donde se recomendaba enviar a los implicados por el incendio en el CAI de Soacha a la cárcel.
Casa por cárcel a policías imputados por incendio en CAI de Soacha

Un juez del municipio de Soacha confirmó en la tarde del viernes 19 de febrero que las personas implicadas en la muerte de 8 personas en el CAI de Soacha, tendrán casa por cárcel, todo esto en contramedida solicitada por la fiscalía, la cual habría solicitado que se detuviera al teniente César Augusto Martínez Fernández, el subteniente Aleida del Pilar González Quiroz y el patrullero Jorge Eliécer Suárez Orduz, en un centro carcelario.

El despacho señala que considera necesaria la imposición de medida de aseguramiento privativa de la libertad”, bajo esta sentencia, las personas que se encuentran implicadas en lo ocurrido el pasado 4 de septiembre, se acobijarán a la medida de prisión domiciliaria. Los fiscales del caso habrían solicitado la privación de la libertad debido a que podrían significar un riesgo para la sociedad.

La Procuraduría General llamó a juicio disciplinario a tres integrantes de la Policía Nacional en desarrollo del proceso que se adelanta por la muerte de ocho personas durante un incendio en la Estación de Policía de San Mateo en Soacha, Cundinamarca. 

Los hechos objeto de investigación ocurrieron el 4 de septiembre de 2020, cuando al parecer en un amotinamiento los detenidos iniciaron un incendio en señal de protesta por la suspensión de las visitas que se habían establecido.  

El pliego de cargos señala que el teniente César Martínez y la subteniente Aleida González, quienes se desempeñaban como comandante y subcomandante de la citada estación de Policía, "no habrían impartido las órdenes necesarias para evitar las lesiones de tres de los detenidos y la muerte de las ocho personas restantes que compartían la celda".

El Ministerio Público también cuestiona la conducta del patrullero Jorge Eliécer Suárez Orduz quien, a juicio del órgano de control, en su condición de custodio de servicio en la estación policial y tenedor de las llaves de los dos candados con los que se aseguraba la celda, “debió proceder de manera inmediata a mitigar el fuego con la utilización del extintor y abrir la reja para que salieran los detenidos preservando su vida e integridad”. 

Las presuntas faltas fueron calificadas provisionalmente como gravísimas a título de dolo, pues con el comportamiento presuntamente omisivo de los tres uniformados habrían incurrido en los delitos de homicidio y lesiones con perturbación funcional.  

Este caso se conoció tras la denuncia del concejal Diego Cancino del partido Alianza Verde. Según dijo en ese entonces el funcionario, el incendio en estación de Policía de Soacha se registró cuando alrededor de 20 hombres le prendieron fuego a una cobija en protesta por la negativa de visitas.

Indicó que allí murió uno de los reclusos, mientras once más resultaron lesionados y fueron falleciendo uno a uno durante la semana siguiente hasta llegar al número de nueve.  

Cancino aseguró que habló con varias mujeres, madres, hermanas, compañeras de algunos de los nueve reclusos que fallecieron a causa de las quemaduras de 1 y 2 grado en el 90% de sus cuerpos y sus testimonios son desgarradores

“No hicieron nada, los dejaron morir como perros, sin ninguna empatía”, “Ojalá se quemen esas gonor*&%s”, “Dejen que se quemen esas ratas hijuepu*&s” les dijeron a las familias, incluidos niños pequeños, que veían la escena con angustia afuera de la estación”, dijo Cancino.

De acuerdo con el testimonio de una de las mujeres que perdió a su hijo, había más de 20 policías y ninguno hizo nada por ayudarlos, ninguno hizo nada para que los muchachos no se quemaran.