El descontrol del Contralor

27 de febrero del 2011

Habiéndose practicado en la presente semana la declaración ante el Consejo de Estado por parte de la  directora de la Unidad Especial de Servicios Públicos,  Uaesp,  Miriam Margoth Martínez, del director de la Empresa de Acueducto de Bogotá, Luis Fernando Ulloa, y del contralor distrital Miguel Angel Moralesrussi quedan, en este escenario, algunas cosas claras en contra tanto de este como del ex congresista Germán Olano.

La primera es que por cuenta del tema Aguas Kapital la actual directora de la Uaesp, cuando fuera  funcionaria del Acueducto sostuvo una reunión con los Nule, en tanto que el actual director de Acueducto, pese a ser funcionario de varios años de esta entidad, cerca de cinco, no tuvo acceso al tema  de los Nule  sino cuando fue  designado Gerente del Acueducto para el finiquito del contrato de esta entidad con la empresa del grupo Nule.

En segundo lugar, quien parece haber resultado mucho peor librado fue el propio contralor distrital por cuenta de las cuatro letales reuniones que aceptó haber realizado con miembros del grupo Nule. La primera de ellas hacia comienzos de noviembre de 2009 en el apartamento de la ex concejal Ángela Benedetti, donde saltan a la vista las primeras contradicciones. En primer lugar, Ángela  Benedetti afirmó que el contralor Moralesrussi había aceptado personalmente la cita, mientras éste afirma que fue otorgada por un emisario o contacto de ella; en segundo lugar, la concejal aseguró que el contralor distrital sabía que se iban a reunir en ese desayuno de trabajo realizado en el apartamento de ésta un domingo con Guido Nule, su amigo de infancia, y empresario próspero y ampliamente reconocido para entonces.

En la segunda reunión aceptada por el Contralor, se habría reunido en el tristemente célebre hotel L’Etoile frente a la Universidad Javeriana, el cual para entonces -y  curiosamente hasta cuanto estallara el escándalo del “cartel de la contratación”- era propiedad de Carlos Silgado, alto funcionario de la contraloría, Subdirector de Investigaciones de la Contraloría Distrital, quien recientemente renunció y dizque vendió el hotel por la irrisoria suma de 10 millones de pesos, muchos se preguntarán ¿por qué la venta apresurada, y por qué la suma tan irrisoria? Cuántos hoteles sobre la séptima hay de esa suma se pregunta uno, y quizás ese fue el único… Los Nule por su lado aseguran que en esta reunión el contralor entregó el “santo y seña” o nombre de quien recibiría la “comisión” del Contralor…

A esta reunión que con carácter “urgente” dice el Contralor Distrital, le había sido convocada por el entonces representante  Germán Olano, allí llegó en moto Guido Nule, hablaron de motos y aviones para luego enterarlo que los Nule iban a demandar al Distrito, lo cual al propio Contralor le resulta absurdo pues era el ente de control fiscal. Los Nule aseguran que en esta como en las posteriores reuniones el Contralor les exigió el pago de la “mordida” que Olano había quedado de captar…

Las dos últimas reuniones fueron solicitadas por el abogado de los Nule Alvaro Dávila, y contratista del Distrito, que hoy anda aún muy campante, el mismo que el Procurador le ordenó la conducción policial, y fue llevado a declarar desde el aeropuerto, donde supuestamente habrían tocado el tema de la “pirámide empresarial” que había denunciado el Contralor días atrás, según la cual los anticipos entregados a los Nule, según un informe de auditoría, no aparecían en las obras sino que habrían sido girados a empresas de mismo grupo, es decir no se habían ejecutado o traducido en ningún avance de obra habiendo recibido más de 30.000 millones de pesos, lo que luego es confirmado por la Superfinanciera sobre captación ilegal de recursos no autorizados.

La ultima reunión habría sido al igual que en la anterior en el despacho del Contralor para expresarle Dávila y Guido Nule la preocupación por la caducidad, cuando esta no era impuesta tampoco por el Contralor.  Asi las cosas, cabe preguntarse quién le cree a Olano y al Contralor…

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO