¿En dónde vivirán los guerrilleros de las Farc?

27 de marzo del 2015

Los desmovilizados deben estar preparados para la vida en comunidad.

Nadie se ha preguntado a donde se van a quedar viviendo los miembros rasos de la guerrilla que se desmovilicen,  que crecieron en el campo en veredas y caseríos de los municipios más alejados del país. Ni siquiera el mismo gobierno nacional creo que lo ha hecho.

Me da la impresión de que va a llegar el momento de la firma del acuerdo que ponga fin a la confrontación armada entre guerrilla y Estado, sin que este último se haya preparado lo suficiente para darle paso a una etapa  de posconflicto. Lo anterior implica brindarle herramientas a quienes han hecho parte de la guerrilla de las Farc, para que puedan iniciar una vida productiva para ellos y sus familias, lejos de la ilegalidad.

Como es de saberse, estas herramientas no pueden limitarse a un curso de panadería, carpintería o cocina, como tampoco le implican la obligación al Estado de tener que cargar con ellos toda la vida, pero si se les debe iniciar una etapa de transición de la guerra a la  vida en paz, dándoles el acompañamiento necesario y todo lo  que se requieren para que esto sea posible.

Es claro que una de estas herramientas debe ser el otorgarles una vivienda, con las condiciones  dignas en los territorios donde han crecido o el que ellos mismos elijan, si es que no desean quedarse en ese lugar.

Pero antes señores y señoras, es necesario preparar a la sociedad a convivir con ellos; enseñarles a esos pobladores que van a ser sus vecinos, sea en municipios o ciudades, que ellos son seres humanos, y hacerles caer en cuenta,  que si decidieron empuñar las armas, muchos de ellos no lo hicieron por gusto propio, sino porque fueron obligados o porque en sus veredas, fincas, parcelas, etc., no tenían otra opción de vida.

En esa preparación que se haga a la sociedad civil en municipios y ciudades principales, es necesario recalcar que la realidad de Colombia en las regiones, es muy distinta a la que se vive en lugares como Bogotá e incluso en municipios como Cereté en Córdoba o Piedecuesta en Santander, por ejemplo.

Si no se cumplen estas condiciones, nos podríamos ver obligados a que se repitan exterminios como los de la UP, el M-19 o  exguerrilleros del EPL, quienes murieron a manos de las Farc algunos,  otros fueron eliminados por órdenes de las AUC, y los que quedaron vivos huyeron fuera del país o se escondieron en alguna ciudad, cambiando de nombre y modificando algunas partes de su cuerpo para no ser reconocidos y posteriormente asesinados.

Si el Estado en su conjunto desea apostarle a la reconciliación nacional, debe emprender una ardua tarea, que enseñe a quienes no hacen parte de la guerra en Colombia, a convivir con quienes hoy hacen parte de la guerra, en esos mismos territorios donde un día hubo enfrentamientos. Porque no es trayendo a los desmovilizados a las ciudades, para dejarlos viviendo en barrios subnormarles y luego inscribirles en un curso de panadería en el SENA, como vamos a darle inicio al posconflicto.

Es pidiéndoles a los señores ganaderos inscritos en FEDEGAN y a los señores agricultores afiliados a las SAC por ejemplo, que trabajen proyectos productivos  en donde participen desmovilizados de las FARC en los territorios del país, como podríamos iniciar una etapa de reconciliación en Colombia. Porque señores,  la paz no  va a llegar caída del cielo con la firma entre Juan Manuel Santos y Timochenko.

Esa paz la vamos a hacer los mismos colombianos en municipios y veredas en todas las regiones del país, en donde se deben quedar quienes se desmovilicen, conviviendo con los pobladores de esos lugares, trabajando en conjunto por la prosperidad de esas regiones.

@ludispalencia

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO