Flautas y fletes

22 de febrero del 2011

Es un desatino creer que quitando la tabla de fletes vamos a modernizar o a hacer más eficiente al sector de los transportadores para que Colombia sea más competitiva.

En otras palabras, no es tan sencillo, porque para eso debemos tener en cuenta la ineficiencia de los puertos marítimos; los precios de la gasolina; el mal estado de las carreteras; el costo de los peajes; la infiltración del narcotráfico en el sector de los transportadores; la ´chatarrización´ de los camiones viejos; volver a habilitar la navegación por los ríos y recuperar el transporte férreo.

Además, al desmontar gradualmente la tabla de fletes, el narcotráfico se tomaría por completo al sector, porque son ellos los grandes transportadores que contratan por debajo de la tabla de fletes, entendiendo que su negocio no es hacer plata, sino lavar dinero.

Y sólo entendiendo eso, Colombia podría aspirar a entrar a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, disminuyendo los sobrecostos del comercio y en consecuencia abaratando las mercancías y las exportaciones.

Mientras tanto, los camioneros seguirán parando y bloqueando a las principales ciudades del país para recibir a cada nuevo gobierno, demostrando que unas minorías organizadas pueden colocar en jaque a unas mayorías desorganizadas; confundiendo las protestas con las vías de hecho y los paros con bloqueos…

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO