Un asunto muy confidencial

28 de diciembre del 2010

Por  motivos que entenderán más adelante voy a dar a conocer el siguiente correo que me llegó a través de un amigo común y quien tuvo el riguroso cuidado de borrar todas las señas sobre el paradero de la interlocutora.  Su carácter confidencial ya no tiene importancia pues cumplí comedidamente los encargos que se me hacían y hoy todo está consumado. Aquí va pues la trascripción del correo:

Margarita:

Le parecerá extraño que acuda a usted para solicitarle su intermediación en las tareas que a continuación le expongo, pero en Colombia me resulta difícil encontrar una persona que no se avergüence de tener tratos conmigo. En usted, sin embargo, aunque nos distanciamos profundamente hace años, puedo encontrar alguien más ecuánime a la hora de juzgarme y nuestro amigo en común (me reservo el nombre en esta trascripción) me asegura que nunca se ha unido a los grupos que fomentan el odio y la persecución contra mí.

Necesito que se ponga en contacto con los ex secuestrados que como yo en algún momento compartimos curul con usted o nos conocimos en la vida pública, para que se dirijan a las siguientes coordenadas (esto obligatoriamente lo omito) y allí se entrevisten con enviados del comandante Cano con el objeto de establecer las condiciones de las Farc para la entrega unilateral de todos los secuestrados y los inicios de un proceso de paz duradero. Sé que Piedad está adelantando ya una entrega de cinco militares, pero esto es solo un elemento distractor, las verdaderas conversaciones se adelantan conmigo en el mayor sigilo a través de un mensajero aquí en Paris.

Luis Eladio, Consuelo, Clarita, Jorge Eduardo, Araujo y en especial Sigifredo están a la espera de estas indicaciones, pero sus correos no son seguros, así que la persona que hemos acordado porque no despierta sospecha es usted, nosotros en Europa con Pinchao y Mendieta ya estamos actuando de acuerdo y de consuno para que con su participación, logremos que esta Navidad sean entregados todos los secuestrados y la mencionada carta que deberán llevar directamente a Juan Manuel, de la mano de este grupo de compañeros de infortunio.

Le hago énfasis en que no debe haber interferencias de nadie, ningún medio, ningún ministro, ningún político, no queremos protagonismos. Desde nuestras liberaciones no hemos dejado de trabajar un solo día en este esfuerzo por liberar a nuestros compañeros de esa cárcel invencible que es la selva y cualquier acto protagónico dará al traste con nuestros incansables esfuerzos.

Si usted lo considera conveniente podrá dar a conocer esta información el día siguiente a que se produzcan las liberaciones, ¡en ningún caso antes! Su nueva  mejor amiga, Au Revoir,

Ingrid:

Como no se produjeron las liberaciones, ni llegó ninguna carta, además los ex – secuestrados no se hallaban trabajando por los todavía secuestrados sino que se encontraban de rumba, en medio del amoroso cuidado de los suyos, entendí después de sufrir una terrible decepción que Ingrid no es mi nueva mejor amiga, que los políticos, aún los ex secuestrados, no se acuerdan nunca de sus promesas y que yo sigo siendo una boba a la que cualquiera le puede hacer una inocentada. Por todo lo anterior decidí desquitarme con ustedes: Pásenla por inocentes y por favor Ingrid, Luis Eladio, Clarita, Jorge Eduardo, Consuelo, Pinchao, Mendieta y etc. etc. No se hagan más los inocentes y actúen por la liberación de los que todavía se pudren en la selva, como prometieron al ser liberados.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO