¿Por qué los peruanos juntan cabello para detener el derrame de crudo?

Publicado por: christian.sandoval el Mar, 25/01/2022 - 17:55
Share
Una particular estrategia de los peruanos para intentar detener el derrame de crudo en Ventanilla ha logrado llamar la atención internacional. El Gobierno asegura que no tiene nada que ver.

Perú atraviesa por estos días una crisis ambiental de gran envergadura por cuenta del derrame de seis mil barriles de crudo en las costas del distrito de Ventanilla, en la provincia de Callao. La crisis, que hoy por hoy se extiende por más de 1,8 millones de metros cuadrados de costa y 713 hectáreas en el mar, ha puesto a autoridades y ciudadanos a buscar formas de retirar el crudo del agua. Incluso, en los últimos días se supo que cientos de ciudadanos empezaron a recolectar cabello humano para dicha labor. 

No obstante, hace poco se divulgó un comunicado del Gobierno peruano en el que hizo un llamado a no continuar con esta práctica, ya que tanto las autoridades como Repsol, empresa encargada de la refinería de La Pampilla, están enfocando sus esfuerzos en otro tipo de estrategias. Entre las razones esgrimidas, según el Ministerio de Ambiente peruano, está que el uso de cabello “es una herramienta poco efectiva”. 

La entidad además aseguró que usar esta modalidad para tratar las aguas afectadas podría generar una cantidad de residuos todavía mayor y que por lo tanto no se estaba adelantando ninguna campaña oficial de recolección de cabello. Sin embargo, para muchos el mensaje llega tarde, ya que desde hace días ciudadanos de distintas partes de Perú han acudido a algunas peluquerías y centros para donar su cabello. 

Tras el comunicado las críticas no se han hecho esperar, sobre todo porque las autoridades habrían dejado avanzar varios días la campaña de recolección de cabello antes de pronunciarse. En todo caso, como bien se sabe por cuenta del propio Gobierno, mientras los ciudadanos se movilizaron masivamente para buscar alternativas, pasaron al menos dos días sin que por parte de la empresa responsable se emprendiera con los protocolos ambientales de emergencia.

Derrame en Perú - Reacciones

La pregunta del millón es: ¿Por qué los peruanos creyeron que el cabello era la solución para el problema ambiental? En realidad, todo tiene una explicación científica y se remonta a 1989, cuando un peluquero de Alabama (Estados Unidos) llamado Phil McCrory descubrió que el cabello poseía una gran capacidad de absorción de aceites. Según se sabe, su hallazgo lo hizo tras ver en televisión cómo el cabello de una nutria quedaba empapado de crudo en medio de un derrame. 

La idea no solo fue demostrada y patentada por McCrory, sino que además fue respaldada por la NASA que terminó concluyendo que el cabello era capaz de absorber 1,9 litros de aceite por minuto, teniendo como límite la absorción de tres a nueve veces su peso. Pero no solo eso, sino que además existen antecedentes de uso de la técnica en la vida real. 

En el año 2020, los habitantes de la Isla Mauricio reunieron cabello de forma masiva luego del derrame de mil toneladas de petróleo en sus costas. La campaña fue adelantada por cientos de ciudadanos que de forma voluntaria donaban este recurso e incluso por peluquerías que ofrecían cortes de forma gratuita para obtenerlo y luego embutirlo en cilindros de tela que utilizaron para contribuir en la limpieza del agua. 

¿Una estrategia descabellada?

 

Una de las razones que han hecho que los ciudadanos busquen sus propias alternativas de limpieza del mar, es la respuesta tardía de Repsol, empresa responsable del derrame de crudo. Una evidencia de esto fueron las palabras de la presidenta del Consejo de Ministros de Perú, Mirtha Vásquez, que señaló en el programa de televisión Punto Final que no ha habido una “reacción diligente de la empresa”. 

Aunque al momento expertos, voluntarios y trabajadores de Repsol batallan para detener el avance del crudo que ya deja cientos de animales muertos y una afectación económica considerable para las actividades que dependen del mar (como la pesca, el turismo, restaurantes, etc.), la funcionaria señala que a los tres días de ocurrida la tragedia Repsol no había puesto en marcha ningún plan de contingencia.  

Por esta razón, según el Ministerio de Ambiente peruano: “El procurador público ha iniciado una acción legal, no solo por el daño al ambiente, sino también por los daños  sociales y morales a las peruanas y peruanos”. 

En el fondo, la pregunta que queda tiene que ver con la efectividad que podría haber tenido (o que puede llegar a tener) la estrategia ciudadana de utilizar cabello para descontaminar el mar. Para ello, hay que tomar en cuenta la opinión de la doctora en química ambiental Jenny Zenobio, que manifestó en su Twitter que aunque el uso de este recurso puede ser efectivo, se requerirían enormes cantidades para poder solucionar la crisis ambiental en las costas peruanas. 

“Evidentemente, la capacidad del sorbente va a disminuir debido a estas condiciones. Aún si consideramos las condiciones perfectas y controladas de laboratorio y lo aplicáramos a Ventanilla necesitaríamos > 175,000 Kg (175 toneladas) de cabello para remover la magnitud de petróleo derramado”,  manifestó. 

Derrame de crudo en Perú

Además, puso a consideración la logística del tratamiento del cabello como residuo tras su utilización en la limpieza del agua, siendo las únicas opciones su traslado a un vertedero para hidrocarburos, dejarles degradar o incinerarlos. En todo caso, manifiesta que lo primero que habría que hacer en este caso es contener el derrame de crudo, que a la fecha en la que publicó su trino aún no se había hecho

Por ahora, se sabe que el Ministerio de Ambiente y Repsol ha dispuesto de skimmers (método más frecuente para la limpieza de derrames), así como adelantan distintas acciones con el fin de reducir el avance de la afectación. Sin embargo, como bien lo dice Zenobio, es posible que los ecosistemas no logren su recuperación en años.

KienyKe Stories