La incidencia de la pandemia en las mujeres después de la menopausia

Publicado por: felipe.lopez el Mié, 15/07/2020 - 16:18
Share
Estos son los aspectos a considerar en la salud de las mujeres que pasaron la menopausia en tiempos de coronavirus.
menopausia

Si bien las mujeres que pasaron la menopausia no son un sector particularmente afectado por el COVID-19, muchas de ellas tienen preguntas referidas especialmente al virus. Es por eso que el doctor Camilo Rueda Beltz, jefe del GISE de Menopausia y Endocrinología Ginecológica de la Clínica del Country y Clínica la Colina, se dio a la tarea de resolver las dudas más comunes.

La teleconsulta resulta un medio bastante práctico teniendo en cuenta las circunstancias, pero cuando hay cierto riesgo de tener cáncer, las consultas deben ser presenciales.

Las mujeres mayores a 60 años tienen más probabilidades de cáncer de mama, cáncer de endometrio, cáncer de ovario y cáncer de colon. Las instituciones de salud actúan con ciertos protocolos estrictos para que la visita imprescindible sea realizada sin mayor riesgo de contagio.

Según el experto, una mujer mayor de 50 años debe asistir al médico durante la cuarentena cuando existen algunos síntomas que pueden ser alarmantes y necesiten de consulta presencial.

Por ejemplo, si la mujer presenta alguna sensación de anormalidad en sus senos, un bulto o que su apariencia ha cambiado, es primordial que se dirija al especialista para llevar a cabo la valoración y los estudios pertinentes. Otros signos alarmantes son:

Si la paciente después de la menopausia, presenta sangrado genital o en la deposición, debe ser valorada.

Las pacientes que tengan diagnóstico de osteoporosis y presenten caídas en sus casas, así se hayan levantado y no presenten magulladuras; también las pacientes con diagnóstico de osteoporosis y que perciban dolor de espalda sin haberse caído.

Hay varias razones por las que las mujeres después de la menopausia visitan al médico, la primera, sangrados irregulares, aquellas que recién llegaron a la menopausia o que ya llevan o dos años, y que están con sus tratamientos hormonales y han comenzado a sangrar irregularmente, esto podría estar relacionado con el estrés del confinamiento, cuando esto sucede, las hormonas se alteran y afectan la función del ovario, terminando en que la paciente vuelva a menstruar.

Otra razón, las mujeres en menopausia tienen menos defensas a nivel vaginal ya que la falta de hormonas, como los estrógenos, afectan las defensas de este órgano. El estrés también influye fuertemente, por eso se ve frecuentemente a mujeres con vaginitis por hongos o bacterias, así como infecciones de orina.

Existen dos hallazgos que han podido ser documentados al respecto de mujeres en menopausia durante la pandemia.

Las mujeres que tienen niveles óptimos de vitamina D, presentan una mejor capacidad inmunológica y se defienden mejor contra las infecciones virales, entonces podría haber un menor riesgo de contagiarse con COVID-19.

Por otro lado, las mujeres mayores de cincuenta años de edad que se infectan con el virus y tienen varios factores de riesgo para generar trombosis, pueden desarrollar una enfermedad más severa.

Los factores de riesgo más comunes para generar trombosis son las várices en las piernas, el sobrepeso o la obesidad, ser fumadora, ser muy sedentaria, entre otros.