Álvaro Perea, el ojo frente al espejo

Publicado por: erika.diaz el Mar, 30/03/2021 - 03:38
Share
Creado Por
Erika Mesa Díaz
El programa 'Frente al espejo' presenta las realidades del conflicto armado colombiano a los más jóvenes y ganó un premio India Catalina a la mejor producción periodística para televisión. Su director, Álvaro Perea Chacón, habló con Kienyke.com.
Álvaro Perea, el ojo frente al espejo

Al talento del cineasta colombiano Álvaro Perea Chacón no le hacía falta un reconocimiento más en su trayectoria por las artes audiovisuales de Colombia. Él ha participado en la realización de proyectos ambiciosos en la televisión comercial colombiana, como Master Chef Colombia y El Desafío, que se convirtieron en reality shows muy populares entre el público

También dirigió trabajos como De sicario a youtuber —que cuenta la historia de vida del sicario de confianza de Pablo Escobar, alias Popeye— y Una selfie con Timochenko —una película de amor enmarcada en el fenómeno mediático de la disolución de las FARC-EP—. Además, ha sido pionero del contenido transmedia en el país con series y realities creados para la web, como Del mismo modo en sentido contrario y Se busca diseñador Fucsia Finesse.

Cuando se le presentó el reto de hacer un formato para la Comisión de la Verdad, pensado en el público juvenil y con el propósito de presentarle las vivencias del conflicto, Álvaro Perea Chacón se enfrentó a un reto totalmente nuevo para él. Después de todo, a nadie se le prepara realmente para enfrentar una guerra ni para hacer un programa que esclarezca lo sucedido en ella

“Yo soñaba con hacer programas, documentales y películas. A lo largo de mi carrera he hecho muchas cosas de esas, pero un programa como este solo es posible en la coyuntura especial que nació después del proceso de paz. Antes nunca existió algo similar. Por eso es tan importante”, confesó a este medio.

Eso sí, estaba preparado para asumir el reto de crear ese formato desde cero: Álvaro Perea Chacón es periodista de la Universidad de la Sabana con maestría en Ciencia Política de la Universidad Javeriana. También estuvo respaldado por su amplia experiencia en las audiovisuales, cuyo punto de partida fue el Máster en Guion Cinematográfico de la Universidad Menéndez Pelayo, de Madrid. 

El formato ya llevaba aproximadamente un año en el papel cuando se lo presentaron. Perea, la realizadora Paula Arenas —quien ayudó a crear clásicos de la televisión como Zoociedad y Quac— y el equipo tardaron dos meses en darle forma a ese fondo. De allí surgió Frente al espejo, un programa de la Comisión de la Verdad en asociación con el Canal Capital, desarrollado con apoyo de la Unión Europea y presentado por Santiago Alarcón. El reconocido actor da paso a las distintas secciones del programa junto a un espejo resquebrajado, objeto que tiene la particularidad de nunca verse como nuevo aunque se vuelvan a juntar los pedazos.

El programa es transmitido de domingo a jueves, a las 10 de la noche, a través de los canales de televisión pública. Eso sí, como está dirigido a una audiencia que no creció con la cultura de horarios que impone la televisión —o la desaprendió con la llegada de internet—, los diferentes formatos que integran este magacín también están disponibles en su página de Facebook y en el canal de YouTube. 

Frente al espejo, como explica Álvaro Perea Chacón, no sigue una estructura específica y tiene varios segmentos. En ocasiones se presentan entrevistas entre el sacerdote Francisco de Roux, presidente de la Comisión de la Verdad, y algunos líderes de opinión o expertos en asuntos del conflicto. También se presentan cápsulas educativas sobre los eventos que tuvieron lugar durante la guerra con lenguaje jovial y elegantes ilustraciones. Alarcón también tiene su momento estelar mediante pequeños monólogos para la reflexión.

Las víctimas, por supuesto, tienen también un espacio para contar su verdad. Las ‘Cartas de duelo’ presentan las historias personales de quienes perdieron a un ser querido en el marco del conflicto armado. Los ‘Relatos del nunca más’ presentan las historias de personas que vivieron la guerra y se están labrando una segunda oportunidad con la vida.

Sin embargo, el segmento que más ha conmovido a Álvaro Perea Chacón, al equipo realizador de Frente al espejo y a sus audiencias es el de los experimentos sociales. Algunas personas que no vivieron el conflicto de primera mano son elegidas para experimentar problemas transversales a él, como el negacionismo, el racismo y otras violencias. 

Él cita una situación en particular que vivieron durante la producción de ese segmento. Para el experimento, jóvenes de ciudad vieron las historias que niños y niñas vivieron en los campos de Colombia. La crudeza de los relatos, combinada con la tristeza de pensar que un niño real sintió esos dolores y la compasión inherente a todos los humanos, robaron lágrimas de los ojos de los jóvenes, los productores, los camarógrafos y del propio Santiago Alarcón.

“Estamos chocados por esto que uno conoce por noticias de prensa, pero como que que no le pone mucha atención. Lo que no ves se convierte en cifra: cinco personas murieron por allá. Así no encuentro la dimensión. Pero cuando uno oye eso contado por el hermano de uno de los niños que murieron, que es un muchacho como ellos, eso tiene un impacto distinto. Es caminar con la experiencia de otro, de su compatriota”, señala Álvaro Perea Chacón.

Frente al espejo fue nominado en dos categorías de los Premios India Catalina de la Industria Audiovisual Colombiana: el Talento favorito del público, por Santiago Alarcón, y Mejor producción periodística para televisión.

El formato competía en esta última categoría de los India Catalina con otras producciones que se han convertido en iconos del periodismo nacional. Entre los nominados estaban La Pulla, videocolumna política de El Espectador presentada por María Paulina Baena y Juan Carlos Rincón; el reportaje ‘Racismo y desigualdad’, presentada en el canal Red+ por el reconocido periodista Pirry; y el programa Los Informantes, programa de reportajes de Caracol Televisión presentado por María Elvira Arango. También competían con el reportaje ‘Armero, una tragedia que le sigue doliendo a Colombia’, del noticiero del canal regional Telepacífico.

Además de que la vara estaba altísima, los temas que Frente al espejo ha abordado en sus emisiones son muy sensibles para muchos sectores; cabe recordar que la guerra también tuvo el descaro de llevarse por delante a los periodistas y activistas más aguerridos. Por ese motivo, Álvaro Perea Chacón recibe este galardón como un respaldo al esfuerzo por construir memoria histórica en un país acostumbrado a olvidar. 

“El valor del premio tiene que ver con que estos mensajes tengan resonancia, que no se queden como una noticia más. Que se propaguen, que lleguen a más gente, que todos seamos conscientes de que lo que nos pasa como país es responsabilidad de todos; eso no es de por allá de los políticos, no”, señala el director, quien anunció que el equipo de trabajo de Frente al espejo está finalizando las grabaciones de la segunda temporada.

Reconocer un esfuerzo como este con un premio India Catalina es, para Álvaro Perea Chacón, premiar una responsabilidad que dejó de ser individual para hacerse colectiva e histórica: “Frente al espejo no es un programa que se olvidará, sino que va a trascender durante mucho tiempo y será material de consulta, como lo será el informe final que la Comisión de la Verdad sacará en noviembre. Nosotros hacemos parte de toda esa dinámica para que Colombia encuentre caminos de reconciliación y de verdad. Todos estamos comprometidos con eso”.

Asimismo, el reconocimiento es un espaldarazo al periodismo hecho desde los medios de comunicación públicos: casi todos los otros nominados son iniciativas privadas con mucho bagaje y publicidad a cuestas. El experimentado director, que ya cuenta con amplia experiencia en la televisión comercial privada, asegura que iniciativas como estas se descartan de primerazo por cuenta de un prejuicio y, si se incluyeran en la parrilla de programación, podrían dar una sorpresa. 

“A nadie le gusta que le digan cosas que son difíciles, pero espérate que se pase ese primer momento. En los estudios de mercadeo hemos tenido experiencias de grupos de jóvenes muy grandes y personas que aparentemente no gustan de estos temas; las personas después salen diciendo ‘yo quiero ver más estas historias’ o “yo quiero saber más de esto”. Creo que hay poco riesgo en la televisión privada comercial y eso impide que este tipo de programas salga, pero si salen podrían ser exitosos. No tengo la menor duda”, afirmó Perea Chacón