¿Su perro come pasto? Estas son las razones de ese y otros comportamientos extraños

Publicado por: marcela.africano el Dom, 21/03/2021 - 07:00
Share
Las conductas de los perros a las que habitualmente no se les da una explicación, como comer pasto, tienen una razón lógica frente a su instinto y salud.

Los perros tienen cantidad de comportamientos que sus dueños no logran entender. Para algunos, permanece en incógnita el porqué de muchas cosas, que con el tiempo se han normalizado sin buscar respuesta.

El trabajo de tener una mascota, tal como se ha visto en la actualidad, lleva consigo un vínculo que se centra en conocer las necesidades y forma de ser del animal. Los perros, tienen una inteligencia que, en cierta medida, les permite entender las actitudes humanas.

Sin embargo, con algunas conductas, los canes demuestran que su instinto es mayor a muchas otras cosas, lo cual se ve reflejado en actitudes indescifrables para el dueño.

Comer pasto, es uno de los comportamientos más extraños y al que pocas veces se le busca una respuesta. Seguramente, quienes han visto a su perro ingerir pequeñas ramas de césped, se han preguntado el porqué de la situación.

Pues bien, este comportamiento por parte de su amigo peludo tiene una, o más bien varias explicaciones que dependen de su personalidad y salud.

En la mayoría de los casos, cuando no es usual ver a su perro comer pasto, y de un momento para adelante empieza a consumirlo con frecuencia, puede significar que el animal está intentando librase de alguna inquietud dentro de su organismo.

La organización Pet Food Institute, dijo al respecto que: “Los perros comen pasto cuando sienten malestar estomacal, pues es común que ante la molestia busquen algo para su alivio y naturalmente lo encuentran en esta hierba que estimula la pared gástrica, lo cual ocasiona vómito o diarrea”.

La cantidad de fibra que tienen en las hierbas, son la alternativa principal, cuando los perros necesitan purgarse; instintivamente, buscan la forma de eliminar los parásitos y cuerpos extraños que habiten en su organismo.

Por otro lado, están esos canes curiosos, amantes de la comida, que encuentran en el pasto un sabor bastante agradable. Si esto es así, el consumo de esta hierba no se evidencia de manera temporal, sino que la mascota suele tomar algunas ramas cuando las tiene a su alcance.

Ojo, aunque el pasto no sea una sustancia peligrosa para el perro, si debe tener cuidado con la cantidad que ingiere, pues en caso extremo puede crear una estera de césped en el estómago, que, al no poder expulsar de forma natural, requeriría una cirugía.

A parte de comer pasto, los canes tienen otras conductas que sus dueños perciben constantemente, como, por ejemplo, comer o morder palos y revolcarse en el suelo.

Cuando un perro busca diferentes objetos para masticar y hasta tragárselos, puede ser que instintivamente está buscando minerales que le hacen falta a su organismo.

El vocero de Pet Food Institute afirma que: “Se trata de una especie de depravación del gusto debido a este déficit nutricional. También puede ser un signo de enfermedades gástricas inflamatorias, parasitarias, estrés y aburrimiento. Los cachorros principalmente tienen este tipo de comportamiento por estar en etapa de reconocimiento del entorno”.

En cuanto a lo de revolcarse en el suelo, los perros tienen una forma de percibir el entorno muy diferente a los humanos. Por eso, como principal y razón más común, ellos suelen encontrar aromas que les resultan llamativos y que pasan desapercibidos a el olfato humano, de los cuales intentan impregnarse.

En un caso paralelo, si es muy frecuente que su mascota se revuelque en el suelo, debe estar atento a una posible alergia, de la que quiera aliviarse rascándose contra diferentes superficies.

Si evidencia en su perro alguno de estos comportamientos extraños, no está de más llevarlo al veterinario. Pet Food Institute, aconseja realizar exámenes clínicos que puedan descartar cualquier anomalía en la salud del canino.

Para evitar problemas nutricionales, es importante que alimente a su perro con comida que sea acorde a su especia, edad, actividad física y estado de salud.