En riesgo la investidura de 13 senadores que votaron cadena perpetua para violadores

Publicado por: carol.velasquez el Dom, 28/06/2020 - 14:45
Share
Kienyke.com habló con el abogado Iván Moreno, quien demandó a los congresistas, y con el senador Santiago Valencia, uno de los parlamentarios demandados.
En riesgo la investidura de 13 senadores que votaron cadena perpetua para violadores

Al Consejo de Estado llegó una demanda de pérdida de investidura en contra de 13 congresistas de la Comisión Primera del Senado que votaron el acto legislativo que daría cadena perpetua a los violadores y asesinos de niños.

En diálogo con Kienyke.com, el abogado Carlos Iván Moreno, afirmó que demandó la investidura de estos senadores porque a pesar de estar recusados, votaron esta reforma constitucional.

Esto debido a que durante el séptimo debate de este proyecto, que se dio en dicha Comisión, el ciudadano Esteban Alexander Giraldo presentó una recusación en contra de todos los senadores de esta corporación para que se declararan impedidos para votar esta iniciativa alegando que ellos tenían intereses políticos detrás.

Ese día el presidente de la Comisión I, el senador Santiago Valencia, rechazó la recusación porque “no tenía los requisitos establecidos”, pero debido a que varios miembros apelaron la decisión, determinó enviarla al presidente  de la Comisión de Ética, quien también la objetó.

En ese caso, la Comisión Primera del Senado reabrió la discusión de la cadena perpetua para violadores de niños. 13 senadores votaron por el 'si' a la reapertura y varios se abstuvieron de votar por considerar que seguían recusados.

"Eso a mí me indignó: que no se le haya dado el trámite a la recusación que le correspondía, y que prácticamente se haya aislado del procedimiento establecido por la Ley para realizar otro que la misma no contempla", afirmó Iván Moreno.

Aseguró que ha seguido la discusión de esta reforma constitucional por la importancia que tiene para la ciencia jurídica, y señaló que fue un error remitir la decisión solo al presidente de la Comisión de Ética, pues para él era necesario resolver la recusación de fondo. 

"A mí me llamó la atención, y me dejó pensativo, fue que unos senadores si dijeron que se retiraban del procedimiento porque no sabían si esa recusación estaba resuelta en el fondo y no estaban seguros de continuar o nos debemos apartar". 

¿Quiénes son los demandados?

El abogado demandó a los senadores Fabio Amín, Armando Benedetti, Esperanza Andrade, María Fernanda Cabal, Carlos Enríquez, Juan Carlos García, José Obdulio Gaviria, Carlos Gaviria, Iván Name, Miguel Ángel Pinto, Roosevelt Rodríguez, Santiago Valencia y Paloma Valencia.

"Básicamente por haber incurrido en vulneración del régimen del conflicto de intereses, que es una causal de pérdida de investidura", afirmó.

Luego señaló que no se trató de una demanda sobre un grupo político en especial: "No es el sentido del voto, la presentación de la demanda se afianza en un asunto de procedimiento legislativo que ha debido cumplirse". 

Y resaltó: “Yo creo que las controversias jurídicas están para que sean dirimidas, el Consejo de Estado que dirima, el presidente de la Comisión tendrá sus razones, el ciudadano tiene otras razones”.

 

Según explicó el abogado, el Art 294 de la Ley 5ta de 1992 y el Art. 64 de la Ley 1828 de 2017 establecen que la recusación se deben remitir ante la Comisión de Ética y Estatuto del Congresista.

“De ahí se deriva que el Presidente de la Comisión actuó al margen del procedimiento legislativo”, afirma.

 

Por lo que indicó que en este caso "no es pegarse a una simple legalidad, es pegarse a un procedimiento que si se cumple conformará bien el cuerpo legislativo que va a deliberar". 

Fue una recusación mal hecha: Santiago Valencia

Al respecto, el senador del Centro Democrático dijo a Kienyke que dicha recusación “fue una táctica para entorpecer el funcionamiento del Congreso, es filibusterismo de la más baja calaña”.

Ya que asegura que se dio para impedir su votación y que no continuara su trámite en el legislativo. Por lo que cuestionó el interés que hay detrás de la persona que interpuso ese recurso.

“Los 13 senadores que están demandados de pérdida de investidura no fuimos los únicos que votamos, hubo al menos dos o tres senadores más que votaron que no y a ellos no los demandaron”, afirmó el congresista Valencia.

Y agregó: "Esto es una cosa dirigida a los que votamos que sí, que es algo muy grave. Porque es la utilización de la justicia como mecanismo para tratar de entorpecer políticamente a un sector del Congreso”.

Aseguró que esto “no tiene ni pies, ni cabeza, y eso no va a llegar a ningún lado”, por lo que se sabe que todo se hizo dentro del marco legal.

 

“Tengo toda la tranquilidad del mundo. Porque la recusación que hizo el señor está muy mal hecha. El señor, ya tengo conocimiento que no es abogado, y se nota, porque es demasiado mal hecha”, señaló.

Afirmó que la “la jugadita”, como varios congresistas nombraron la recusación, no tenía fondo porque “dice que nos recusa porque tenemos un interés político en el proyecto, eso es absurdo porque claro que lo tenemos, porque el único órgano que es netamente político dentro del Estado es el Congreso de la República”.

¿Por qué rechazaron la recusación?

La rechazamos porque no cumplía con los requisitos de Ley, que son muy claros en el artículo 286 de la Ley Quinta. En esta, dice que se debe individualizar a la persona que está recusada y que además debe tener pruebas. Esa persona no individualizó, sino que recusó a toda la comisión y como prueba otorgó un video de YouTube de la transmisión que hacemos en directo”, expresó el senador Santiago Valencia.

Por lo que aseguró que se trató de una “táctica dilatoria”, pues “no era una recusación real sino que lo que quería era que las mayorías en la Comisión Primera no se pudiesen manifestar y que por lo tanto entonces se hundiera el proyecto por trámite, sin permitir el Congreso hiciera su función”.